Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

¿Cómo se verifica el fin de ETA?

Joxan Rekondo en Diario de Noticias de Alava

Al hilo de la reciente casi-tregua de ETA se ha puesto de moda el término verificar. En este preciso contexto, verificar sería la acción de comprobar que ETA cumple con lo que ha anunciado.

Hay razones históricas suficientes para la desconfianza. Durante la tregua de 1998, en la época de los acuerdos de Lizarra, la organización terrorista anunció un alto el fuego total e indefinido. Sin embargo, esta declaración no impidió la continuidad de la kale borroka y del chantaje económico a empresarios, comerciantes y profesionales o el robo de miles de kilos de explosivos en Bretaña.

Algo parecido sucedió en el marco de la tregua permanente de 2006, a pesar de que el presidente Zapatero se tomara su tiempo para verificar la autenticidad de la declaración de ETA. La actividad armada continuó, de nuevo, por la vía del apremio financiero a los empresarios y con nuevas acciones de rearme, como el robo de 350 pistolas en Vauvert. A pesar de que estos hechos ya hablaban por sí solos, fue la masacre de la T-4 la acción que destruyó definitivamente la credibilidad de aquella tregua. Como consecuencia, el crédito social de la verificación, que se gestionó como una comprobación sin el rigor y precaución mínimamente exigibles, se desvaneció completamente.

Hoy, de nuevo, se nos habla de verificar el alcance de la actividad de ETA, tras su reciente anuncio de que ha interrumpido la ejecución de una determinada clase de atentados. Y aunque algunos políticos y comentaristas se hayan apresurado a concluir el carácter unilateral e incondicional, incluso irreversible del cese de la violencia, ante una sociedad vasca más escarmentada y escéptica que la mayoría de ellos cobra fuerza la idea de una verificación exigente y rigurosa. Y esto hace que esta cuestión no sea, como se ha llegado a decir, de resolución puramente técnica, sino que es una materia de gran interés social que condiciona la existencia real de una sólida oportunidad para la paz. Sigue leyendo

septiembre 26, 2010 Posted by | Joxan Rekondo | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La tregua-incógnita

Ramón Zallo en Deia

Vaya por delante que la declaración de cese el fuego de ETA del 5-9-2010 es muy positiva para el país, los amenazados y la izquierda abertzale histórica. Es un paso importante en la dirección del cese definitivo de la violencia reactiva de motivación política. Es de hecho, el inicio de una nueva oportunidad para acabar este dramático capítulo de nuestra historia. De todos modos, para no caer en espejismos, nunca está de más recordar que siguen sin tregua la violencia estructural (paro, patriarcalismo, explotación…) y la violencia institucional, ilegítima pero legitimada, conculcadoras ambas de derechos humanos, civiles y políticos.

Es un cese unilateral, pero forzado por la izquierda abertzale histórica que amenazaba con un desmarque, cuando no con una ruptura, y exigido también por los mediadores internacionales. Es incondicional pero condicionado al devenir del “proceso democrático” y al conflicto de poder en el interior del conjunto del MLNV (Movimiento de Liberación Nacional Vasco). Es indefinido, pero no es permanente ni definitivo, porque puede acabarse en cualquier momento por razones internas o externas alegables como motivo. Es un cese limitado, acotado a las “acciones armadas ofensivas”, sin que sepamos hasta donde llegan las “defensivas” y además sin verificación internacional (no les da vela a los mediadores). Es una tregua-incógnita. Sigue leyendo

septiembre 9, 2010 Posted by | Ramón Zallo | , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios