Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Moncloa respira: los sindicatos siguen con el Gobierno… y en la oposición

Los sindicatos han logrado la cuadratura del círculo: estar con el Gobierno…, y seguir en la oposición. No es ningún demérito suyo. Todo lo contrario. Hay que tener mucha habilidad política para participar al mismo tiempo en la Conferencia de Presidentes -un acto que forma parte de la naturaleza misma del poder ejecutivo- y manifestarse en la calle como si la política económica estuviera fuera de su alcance y de su capacidad de influencia.

No es ningún secreto que el mayor aliado de Zapatero en esta legislatura -al margen de los apoyos puntuales en el Parlamento- han sido las centrales sindicales, lo cual, dicho sea de paso, no es ni bueno ni malo. Es simplemente coherente con el modelo sindical que se ha dado España desde el principio de la Transición, cuando fueron legalizados los sindicatos tras 40 años de dictadura. Desde entonces, las centrales han formado parte del entramado político-institucional de este país. Sería injusto, sin embargo, hablar de centrales sindicales en plural, sin matices. Mientras que CCOO ha mantenido una posición más distante con el Gobierno (sobre todo en tiempos de Fidalgo), UGT ha arruinado la autonomía del sindicato lograda en los tiempos de Nicolás Redondo, lo que ha convertido a la histórica Unión General de Trabajadores en una simple correa de transmisión del Partido Socialista, utilizando la terminología al uso. Sigue leyendo

febrero 25, 2010 Posted by | Carlos Sánchez | , , , , , , , , , | Deja un comentario

Unión sindical de las bases trabajadoras

Ante la convocatoria de huelga general por parte de unas organizaciones sindicales (ELA y LAB principalmente y otras como ESK, STEE-EILAS… ) que representan en Navarra alrededor del 37%, nos parece conveniente exponer una serie de consideraciones.

Primera, es criticable la decisión unilateral de convocar la huelga marginando a dos de los principales sindicatos de la comunidad (UGT, CCOO). Precisamente, las sucesivas huelgas generales -desde la primera realizada de forma organizada (junio de 1973) en solidaridad con los trabajadores de Motor Ibérica-, si por algo se han caracterizado han sido por la unidad y la solidaridad, junto a la persecución de unos objetivos concretos. El frentismo sectario es un error muy grave en unas clases trabajadoras heterogéneas en sus sentimientos identitarios, porque debilita la necesaria unión de fuerzas frente a la patronal, y porque debilita la necesaria presión a ejercer ante las administraciones públicas para luchar contra las injusticias sociales. Sigue leyendo

noviembre 12, 2009 Posted by | Jesús Urra, Manuel Burguete | , , , , , , , , | Deja un comentario