Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Lo que deberían ser las primarias en el PSOE

Vicenç Navarro en vnavarro,org

Este artículo señala que un objetivo de las primarias debiera ser el debatir las distintas propuestas identificadas con las distintas sensibilidades existentes dentro de cada partido, de manera que el programa final del partido fuera una síntesis de las distintas sensibilidades. Ello aplica también al PSOE donde existen distintas maneras de entender la socialdemocracia que debieran debatirse en las primarias.


¿De dónde surgen las primarias?: la experiencia de EEUU
El origen de las primarias en los partidos Demócrata y Republicano en los EEUU fue el descontento hacia el sistema bipartidista existente en aquel país, basado en la existencia de dos partidos, financiados en su mayoría por grandes lobbies económicos e instrumentalizados por dos grandes aparatos poco sensibles a los deseos y opiniones de las bases de tales partidos. Fue consecuencia del descontento entre las bases (y su rebelión frente al aparato de los partidos) que se establecieron las primarias. A partir de su existencia, las primarias tenían por objetivo que las distintas sensibilidades existentes dentro de cada partido compitieran en el mercado político, con el fin no sólo de elegir al candidato, sino también el programa que adoptaría el partido. En general, el programa final debería ser una síntesis resultado de la fuerza expresada durante las primarias por las distintas sensibilidades dentro de cada partido. Cuando en 1988 asesoré al candidato Jesse Jackson Sr. en las primarias del Partido Demócrata, el ganador de las primarias, el Gobernador Dukakis del Estado de Massachussets tuvo que incorporar en la plataforma del Partido Demócrata la promesa de establecer un sistema universal de salud en aquel país, propuesta hecha por el candidato Jackson, y que Dukakis tuvo que aceptar para conseguir su apoyo (que había conseguido el 40% de todos los delegados del Congreso Demócrata en el proceso de las primarias). Sigue leyendo

septiembre 20, 2010 Posted by | Vicenç Navarro | , , , , , | Deja un comentario

Keynes y la socialdemocracia

Robert Skidelsky en LV


El Estado, como protector supremo del bien público, tiene el deber de regular las fuerzas del mercado

Durante décadas se relacionó al keynesianismo con las políticas socialdemócratas de gobierno intervencionista. Sin embargo, la relación de John Maynard Keynes con la socialdemocracia es compleja. Aunque fue uno de los arquitectos de los componentes clave de la política socialdemócrata –en particular su énfasis en mantener el pleno empleo–, no apoyó otros objetivos principales de la socialdemocracia, como la propiedad pública o la expansión masiva del Estado de bienestar.

En las conclusiones de su obra La teoría general del empleo, el interés y el dinero, Keynes ofrece un resumen de las fortalezas y debilidades del sistema capitalista. Por un lado, el capitalismo ofrece la mejor salvaguarda de la libertad individual, de elección, y de la iniciativa empresarial. Por otro lado, los mercados no regulados no pueden lograr dos objetivos fundamentales de cualquier sociedad civilizada: “Los grandes defectos de la sociedad económica en la que vivimos son que no puede ofrecer pleno empleo y su arbitraria y desigual distribución de la riqueza y los ingresos”. Ello sugería un papel más activo del gobierno, que encajaba perfectamente con tendencias importantes del pensamiento de izquierda. Sigue leyendo

julio 22, 2010 Posted by | Robert Skidelsky | , , , , | Deja un comentario

Retrato de derecha con crucifijo

Juan Carlos Monedero en Público

No nos equivocaríamos buscando nuestro teorema de Poincaré de la ciencia política en dos lugares: primero, por qué en tiempos de crisis no triunfa la revolución; luego, cuáles son las razones por las que una monja de filiación vaticana y misa y comunión diarias puede votar a un político putero, ladrón o mentiroso que incumple, cuando menos, 15 de los diez bíblicos mandamientos. El modelo es Berlusconi, pero no le andan a la zaga, aquí en Celtiberia, nuestros clásicos, jaleados por medios de comunicación que, si bien no desafinan, abundan, como lamentaba Valle-Inclán en Luces de Bohemia, en entonar “una nota más baja que el cerdo”. Sigue leyendo

julio 10, 2010 Posted by | Juan Carlos Monedero | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Socialdemocracia, fin de ciclo

Las ideas también mueren. El cementerio de los partidos políticos rebosa de tumbas en donde yacen los restos de organizaciones que otrora desataron pasiones, movieron a multitudes y hoy son pasto del olvido. ¿Quién se acuerda en Europa, por ejemplo, del Radicalismo? Una de las fuerzas políticas (de centro-izquierda) más importantes de la segunda mitad del siglo XIX, que los vientos de la historia se llevaron… ¿Qué fue del Anarquismo? ¿O del Comunismo estaliniano? ¿Qué se hicieron aquellos formidables movimientos populares capaces de movilizar a millones de campesinos y obreros? ¿Qué fueron sino devaneos? (1)
Por sus propios abandonos, abjuraciones y renuncias, a la socialdemocracia europea le toca hoy verse arrastrada hacia el sepulcro… Su ciclo de vida parece acabarse. Y lo más incomprensible es que semejante perspectiva se produce en el momento en que el capitalismo ultraliberal atraviesa uno de sus peores momentos. Sigue leyendo

marzo 4, 2010 Posted by | Ignacio Ramonet | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario