Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

CARLOS GARAIKOETXEA: El espíritu del corredor de fondo

Entrevista en Gara

Navarro, fue el primer lehendakari de la CAV tras la dictadura. Aquella división territorial es, precisamente, la espina que le queda de los tiempos difíciles en que bregó y de los que no reniega. Las discrepancias políticas acabaron con sus años de militancia en el PNV, pero alumbró y fundó EA. Dejó la política activa hace una década; sin embargo, sigue siendo una referencia en su partido y más allá. Cree que es hora de la unidad abertzale. Y de un nuevo paso hacia la soberanía.

Ver el vídeo de la entrevista

¿Siente nostalgia de la política activa?

Nostalgia no, pero a veces sí impulso de salir al ruedo cuando leo u oigo ciertas cosas. Pero, ciertamente, soy un convencido de que, tras más de un cuarto de siglo seguido en puestos de responsabilidad política o de cualquier índole, es saludable no continuar.

¿Cómo se ve la política desde la barrera? ¿Cambia mucho la percepción?

No sustancialmente. Quizás se sufre más que estando dentro porque a veces se hace realmente difícil contenerse ante determinada declaración o falacia que uno escucha o ve en los medios, mientras que cuando uno está en activo puede desfogarse con una respuesta o con una puntualización de justicia. Sigue leyendo

noviembre 8, 2010 Posted by | Carlos Garaikoetxea, Gara | , , , , , , , , | Deja un comentario

«La independencia es un proyecto del conjunto de la sociedad, necesario y factible»

Entrevista a Tomás Urzainqui en Gara (Fermín Munárriz)

Su libro “La Navarra marítima” sacudió la historiografía y trajo a la luz los sucesos negados y ocultados por los conquistadores del Viejo Reino de los vascos y por sus herederos. No quería jugar con las cartas marcadas del vencedor y se entregó a la investigación para empedrar de argumentos el camino de recuperación de la soberanía perdida. Desde la historia y desde el derecho, pero siempre subrayando que por delante de todo está la voluntad libre de los ciudadanos libres. Porque no hay democracia sin soberanía.


¿Euskal Herria, Vasconia, Navarra…? ¿Cómo lo llamamos?

Navarra es el nombre de esta nación conquistada y negada. Era el nombre que le dábamos los vascos antes de las conquistas, tanto en 1200 como en 1512 y en 1620; era asimismo el nombre que le daban el resto de países de Europa y también los invasores cuando la fueron conquistando. Vasconia es la denominación correspondiente a las épocas romana y tardo antigua, mientras que la consolidación del Estado navarro en el siglo IX reemplaza al nombre anterior. Euskal Herria es la denominación del ámbito de la cultura vasca. El derecho a decidir supone poder afirmar que nuestra nación es Navarra. El nombre de Navarra se refiere al conjunto de la sociedad política que tiene su propio Estado europeo y soberano.

Vasco y navarro… ¿Dos maneras de designar al mismo pueblo?

Son dos nombres para designar al mismo pueblo, a la misma sociedad y a la misma nación. Sostener que vasco y navarro son diferentes es puro negacionismo, es la postura de los que niegan el «nacionicidio» que padece este pueblo. Aunque refiriéndose a la misma nación, tienen un significado complementario, no opuesto; así, navarro hace referencia a la ciudadanía, a la nacionalidad jurídico-política, a la sociedad civil en general; y vasco tiene un significado cultural, sobre todo lingüístico, es el ciudadano navarro que habla la lengua propia y nacional, el euskera. Esta duplicidad de términos ocurre también en otros países… Sigue leyendo

septiembre 29, 2010 Posted by | Gara, Tomás Urzainqui | , , , , , , | Deja un comentario

La sentencia del Constitucional o la soberanía del revés

Xabier Ezeizabarrena en DNG

La reciente sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut de Catalunya ha vuelto a destapar algunas de las paradojas que sobre materia de soberanía y poder político son habituales en España. Entre ellas, sobresale el habitual baile de cifras y porcentajes necesarios para ejercer una reforma estatutaria finalmente desvirtuada por una sentencia contraria a lo aprobado tanto por el Parlament catalán, como por las Cortes Generales, así como a lo refrendado por la ciudadanía de Catalunya.

En el caso español, la cuestión es más curiosa pues las mayorías y/o porcentajes suelen valer tanto para un roto como para un descosido. Así, y en el mero proceso de validación de una reforma autonómica, todos sabemos que el 55% del Congreso y el 49% del Senado enmendaron e impusieron, “constitucionalmente”, un nuevo Estatut al 90% del Parlament de Catalunya. Claro que el TC puede tardar más de tres años en dictar una sentencia para hacer que lo anterior acabe por desaparecer e imponer a los dos parlamentos su interpretación inapelable. ¡Ahí es nada! En nuestro caso, el primer porcentaje citado no fue válido siquiera para debatir y considerar la Propuesta de Reforma del Estatuto de Euskadi por parte de las Cortes, si bien es precisamente la mayoría absoluta el criterio impuesto por las Cortes para tal fin cuando se aprobó el Estatuto de Gernika. Sigue leyendo

julio 29, 2010 Posted by | Xabier Ezeizabarrena | , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario