Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Las políticas activas, una oportunidad para cambiar el modelo

Imanol Pradales en Ekoberri


A partir del próximo uno de enero, y tras 31 años de espera, afortunadamente la Comunidad Autónoma de Euskadi contará con la competencia de las políticas activas de empleo, siguiendo el espíritu y la letra del aún incompleto e incumplido Estatuto de Gernika. Esta nueva responsabilidad de autogobierno, no obstante, debe completarse aún con otras competencias previstas en el Estatuto, como las políticas pasivas de empleo, la inspección del trabajo, la gestión del régimen económico de la seguridad social, o los fondos para la salud y seguridad laboral, para poder cerrar así el paquete sociolaboral pactado en 1979.

Estas últimas semanas la transferencia, su contenido y cuantía han sido motivo de profundo debate político y mediático. Sin embargo, muy poco se ha escuchado en torno al modelo de políticas activas de empleo que se pretende promover desde el actual Gobierno vasco, que es a quien principalmente compete su desarrollo. Y, sin embargo, es en este punto en donde se decidirá el ejercicio positivo o negativo de la competencia transferida para iniciar la necesaria transformación y modernización del modelo vasco de relaciones laborales.

Las políticas activas integran tres grandes campos de actuación que ofrecen a su vez tres grandes oportunidades de mejora e innovación: intermediación, orientación y formación laboral.

En relación con la intermediación laboral, se debe asumir que en la actualidad el sistema no funciona. El porcentaje de contratos que se celebran gracias a los mecanismos de intermediación laboral públicos (INEM o Lanbide), apenas alcanza un 10% del total. El sistema no está cumpliendo su función intermediadora ya que le falta permeabilidad empresarial y social. La consecuencia es que el número y calidad de las ofertas de trabajo que están en el sistema es escasa y excesivamente centrada en determinados ámbitos. Sigue leyendo

octubre 13, 2010 Posted by | Imanol Pradales | , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Reforma laboral y creación de empleo (parte II)

Manu Aierdi en DNN


La legislación laboral es un aspecto más, seguramente no el decisivo, entre otros muchos a tener en cuenta. Existen diversos aspectos, como el entorno financiero, los apoyos públicos a la inversión y la innovación, la legislación fiscal, los costes de la energía, las infraestructuras, la legislación civil, mercantil y también la laboral, que pueden ser más o menos favorables en un lugar o en otro y que, para aquellas empresas que compiten en mercados muy amplios pueden influir en la selección de la ubicación de sus centros productivos y de gestión.

Dejando al margen esos factores del entorno, creo, como muchos, que la clave de una empresa son sus personas, y que es en ellas donde reside la verdadera capacidad de competir. Pero no perdamos de vista una reflexión: personas son tanto el empresario y el equipo directivo (en empresas pequeñas e incluso medianas empresario y directivo pueden ser él mismos) como los empleados. ¿Qué aspectos hacen que el tándem empresario-equipo directivo sea verdaderamente competitivo? Que tengan una idea clara de a qué campo se dedica y se quiere dedicar la empresa; que entiendan la empresas como un proyecto a largo plazo; que estén siempre abiertos e impulsen la innovación y el estudio de nuevos mercados geográficos; que estén capacitados para estudiar los mercados y ver su grado de atractivo, y a partir de ahí, estén preparados para definir objetivos exigentes pero realistas y estrategias adecuadas para conseguirlos, y especialmente, que sepan llevar a la realidad esas estrategias, lo que implica liderazgo para comunicar y entusiasmar a los empleados con el proyecto y metodología para conseguir que los retos de cada empleado en su puesto de trabajo sean coherentes entre sí y coherentes con las estrategias establecidas, así como disposición a mejorar de forma continua la formación de los empleados y a establecer sistemas retributivos que valoren y premien adecuadamente su aportación al éxito de la empresa. ¿Qué aspectos hacen que los empleados sean verdaderamente competitivos? Que estén formados, que estén dispuestos a seguir aprendiendo e innovar siempre y especialmente que quieran entender y comprometerse a tope con la estrategia de la empresa. ¿Ayuda la reforma laboral que se nos presenta a ello? Sigue leyendo

agosto 6, 2010 Posted by | Manu Aierdi | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario