Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

La sentencia del Constitucional o la soberanía del revés

Xabier Ezeizabarrena en DNG

La reciente sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut de Catalunya ha vuelto a destapar algunas de las paradojas que sobre materia de soberanía y poder político son habituales en España. Entre ellas, sobresale el habitual baile de cifras y porcentajes necesarios para ejercer una reforma estatutaria finalmente desvirtuada por una sentencia contraria a lo aprobado tanto por el Parlament catalán, como por las Cortes Generales, así como a lo refrendado por la ciudadanía de Catalunya.

En el caso español, la cuestión es más curiosa pues las mayorías y/o porcentajes suelen valer tanto para un roto como para un descosido. Así, y en el mero proceso de validación de una reforma autonómica, todos sabemos que el 55% del Congreso y el 49% del Senado enmendaron e impusieron, “constitucionalmente”, un nuevo Estatut al 90% del Parlament de Catalunya. Claro que el TC puede tardar más de tres años en dictar una sentencia para hacer que lo anterior acabe por desaparecer e imponer a los dos parlamentos su interpretación inapelable. ¡Ahí es nada! En nuestro caso, el primer porcentaje citado no fue válido siquiera para debatir y considerar la Propuesta de Reforma del Estatuto de Euskadi por parte de las Cortes, si bien es precisamente la mayoría absoluta el criterio impuesto por las Cortes para tal fin cuando se aprobó el Estatuto de Gernika. Sigue leyendo

julio 29, 2010 Posted by | Xabier Ezeizabarrena | , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿Un nuevo proceso constituyente?

Xabier Lapitz en Grupo Noticias

Este Gobierno (vasco) es bipolar. O le entra la euforia vía “Teleberri” y demás corte mediática, o se calla hasta que pueda jugar a “Pasapalabra”.

Si a un catedrático de Derecho Constitucional de acreditado prestigio como Javier Pérez Royo la sentencia del TC sobre el Estatut le deja “perplejo”, no es difícil imaginar cómo está buena parte del público sin la capacidad de discernir en estas cuestiones de la que hace gala el profesor. Pero de la perplejidad se pasó al enfado y de ahí, quién sabe, si a la ilusión de volver a empezar, esta vez con más fundamento, lo que se negoció en condiciones extremas a finales de los setenta. Sí, desde el desconocimiento académico, parece que el catedrático de Sevilla dice algo muy sensato al advertir que un partido acaba no cuando lo decide el ganador, sino cuando el perdedor asume la derrota y la interioriza. Eso no ha ocurrido ni en Catalunya, ni en Euskadi. No sé si queda partido, pero la Liga es larga. Llevamos tres décadas escuchando en boca de los que ahora han rescatado el concepto de Estado-nación que los nacionalistas (se supone que vascos y catalanes) son “insaciables” y que la solución (a veces hasta admiten que es un problema) no está en llegar a un acuerdo, porque siempre tratarán de desbordarlo. Sigue leyendo

julio 19, 2010 Posted by | Xabier Lapitz | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario