Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Debates en torno a las reformas en China

Martine Bulard en Le Monde Diplomatique

 

Poco más de un año después de las huelgas que agitaron las fábricas de Foshan en la provincia de Guangdong (Cantón), una nueva ola de manifestaciones sacude a China.

A finales de mayo, las protestas sociales, las reivindicaciones medioambientales y el rechazo a las discriminaciones étnicas estremecían a la región autónoma de Mongolia Interior, después de que muriera accidentalmente un pastor, aplastado por uno de los camiones llenos de minerales que recorren permanentemente este territorio. A la cólera de los campesinos se sumó la de los estudiantes de Hohhot, la capital regional, haciendo que se unieran las dificultades sociales y los problemas étnicos: el chófer y su acompañante pertenecían a los han –la etnia mayoritaria­–, mientras que el pastor era de la minoría mongola, el 17% de la población de la región. “La cólera de los mongoles hacia los han es comprensible –ha reconoció el muy oficial Global Times–, pero en parte también deriva de su ansiedad con respecto a la industrialización y a cómo la industria minera afecta su vida” (citado por France-Presse , el 31 de mayo). Sigue leyendo

septiembre 4, 2011 Posted by | Martine Boulard | , , , , , | Deja un comentario

La batalla Venezuela

Ignacio Ramonet en Le Monde Diplomatique

En la pugna por la supremacía ideológica en América Latina, dos confrontaciones decisivas se desarrollarán las próximas semanas: elecciones legislativas en Venezuela, el 26 de septiembre; votación presidencial en Brasil, el 3 de octubre. Si en este país-gigante no ganase la izquierda democrática, el péndulo político se inclinaría mayoritariamente, a escala continental, hacia las derechas que ya gobiernan en Chile, Colombia, Costa Rica, Honduras, México, Panamá y Perú. Pero esa eventualidad resulta poco probable; es inverosímil que José Serra, del Partido Social Demócrata Brasileño (PMDB, centro-derecha) consiga imponerse a Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), apoyada por el muy popular Luiz Inácio Lula da Silva, Presidente saliente que, de no haberlo impedido la Constitución, hubiese sido fácilmente reelegido para un tercer mandato.
En consecuencia, las fuerzas conservadoras internacionales concentran todos sus ataques sobre el otro frente, Venezuela, para intentar debilitar al Presidente Hugo Chávez y la revolución bolivariana. Lo que aquí está en juego es la elección de los 165 diputados de la Asamblea Nacional (no hay Senado). Con una particularidad: los legisladores salientes son chavistas en su casi totalidad, pues la oposición, en los precedentes comicios de 2005, boicoteó el  escrutinio. Esta vez no lo hará; un sinfín de partidos y de organizaciones dispares (1), aglutinados por el rencor antichavista, se presentan bajo el estandarte común de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) contra el Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV) (2) del Presidente Chávez.
Inevitablemente, el gobierno bolivariano contará con menos diputados en la nueva Asamblea. ¿En qué proporción? ¿Podrá seguir llevando a cabo su programa de grandes reformas? ¿Tendrá la oposición la facultad de ponerle freno a la revolución? Sigue leyendo

septiembre 8, 2010 Posted by | Ignacio Ramonet | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios