Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

El Partit de Catalunya (y III)

Enric Juliana en La Vanguardia

Las consecuencias de las elecciones en Catalunya

El Madrid político y periodístico está procesando el resultado de las elecciones catalanas. El lunes parecía que había ganado el Partido Popular y que el nuevo presidente de la Generalitat se llamará Marià Raxoi. ¡Ha ganado el centroderecha!, pregonaban las tertulias, evitando cuidadosamente los matices. En un pispás, Convergència i Unió había dejado de ser una peligrosa fuerza separatista, irreversiblemente alejada del sabio legado de Jordi Pujol.

“Pujol, ese sí que era un estadista”, dicen con gesto de gravedad los más castizos publicistas. (Y en 1995, en la Puerta del Sol le gritaban: “¡Pujol, enano, habla en castellano!”.) Son así.

La reciente victoria del Partit de Catalunya es una consecuencia directa de esa dinámica. Con la reforma del Estatut, el tripartito metió a los catalanes en el desfiladero de las emociones y no los supo defender cuando comenzaron a caer piedras y saetas. Sigue leyendo

diciembre 5, 2010 Posted by | Enric Juliana | , , , , , , , , , | Deja un comentario

La limosna de Espriu.

La España de Espriu no cristaliza: diversas son las lenguas y diversos los hombres, sí, pero no se aman.

Jordi Pujol no descansa. Acaba de publicar (con el apoyo de Manuel Cuyàs) Temps de construir. Y escribe en el boletín de su fundación unos jugosos editoriales. Los brillantes compañeros Álvaro y Juliana ya han comentado el que más tinta reflexiva ha suscitado: El fracaso de Espriu. La Sepharad que imaginó el poeta no ha tenido lugar, dice Pujol.

La España de los puentes del diálogo, la que comprende y ama “les raons i les parles diverses del seus fills”, no existe. Sigue leyendo

enero 11, 2010 Posted by | Antoni Puigverd | , , , | Deja un comentario

Sostiene Pujol

Si yo fuera corresponsal inglés, alemán o francés en España, entrevistaría a Pujol hoy mismo.

Argumentos veraces para explicar que los poderes españoles han decidido acelerar la tarea de poner fin a lo que consideran anomalía histórica catalana hay bastantes. Son de orden económico, cultural, jurídico, político, incluso deportivo y religioso. Dentro de Catalunya, una parte importante de la población (entre la que hay muchos lectores de ‘La Vanguardia’) conoce y sufre directamente los fenómenos que expresan cada día el objetivo que se pretende: transformar la nación catalana en una provincia más de España, ometida a un trato institucional y fiscal estructuralmente injusto y lesivo. Sigue leyendo

noviembre 12, 2009 Posted by | Francesc-Marc Álvaro | , , , , , | Deja un comentario