Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Y ahora a por sus tierras

Sixto Jiménez en Ekoberri

 

La ONU ha presentado un estudio en el que informa sobre la masiva compra de tierras que países poderosos, e incluso multinacionales, están llevando a cabo en África.

La población mundial supera los 6.800 millones de habitantes. Además, con el desarrollo de la capacidad adquisitiva, el consumo de carne aumenta y conlleva mucha más superficie agrícola que el consumo de vegetales, ocupándose grandes extensiones para producción de alimentación animal.

Además, parte creciente de nuestra energía empieza a obtenerse a partir del maíz o la caña de azúcar. Las masas de liquidez especulativa de nuestro sistema hacen de los principales productos de alimentación un objetivo de la especulación,  haciendo inalcanzable el precio de bienes vitalmente necesarios. Finalmente competimos deslealmente con nuestros excesos agrícolas subvencionados. Nuestra desvergüenza o inconsciencia culposa no tienen límites.

Se nos informa de que 20 millones de hectáreas han sido adquiridas por China, Arabia Saudita y otros países y multinacionales como Daewoo, en África y de que más de 100 millones seguirán ese camino en los próximos 10 años. Para hacernos una idea les diré que la superficie total de Navarra es de 1 millón de hectáreas de las que solamente un tercio son cultivables. Sigue leyendo

octubre 13, 2010 Posted by | Sixto Jiménez | , , , , , , , , , | Deja un comentario

El derecho a decidir aquello que comemos

Esther Vivas en Rebelión

A menudo cuando se habla del impacto de la crisis alimentaria y de la dificultad para acceder a una alimentación sana y saludable miramos hacia los países el Sur. En la actualidad, 925 millones de personas en el mundo pasan hambre y éstas se encuentran, mayoritariamente, en países empobrecidos.

Esta circunstancia se da en un periodo histórico donde se producen más alimentos que nunca en la historia, con un aumento de la producción de un 2% en los últimos veinte años mientras que la población crece a un ritmo del 1,14%. Por lo tanto de comida hay, pero la creciente mercantilización de los alimentos ha hecho que el acceso a los mismos se convierta en prácticamente imposible para amplias capas de la población.

Pero más allá del impacto dramático de estas políticas agrícolas y alimentarias en la generación de hambre en el mundo, hay que señalar, también, sus consecuencias en el aumento del cambio climático, la deslocalización alimentaria, la creciente descampesinización del mundo rural, la pérdida de agrodiversidad, etc., especialmente en los países del Sur global, pero también aquí.

En Cataluña, por ejemplo, tan solo el 2,46% de la población activa se dedica a la agricultura y este porcentaje se reduce año tras año, a la vez que se constata un envejecimiento progresivo del sector, ya que el relevo generacional es muy escaso. Se calcula que la incorporación de jóvenes al campo es diez veces inferior al de hace siete años. Si en el 2001, 478 jóvenes se sumaron a la actividad campesina catalana; en el 2008, tan sólo lo hicieron 49, según datos del sindicato Unió de Pagesos. Sigue leyendo

septiembre 25, 2010 Posted by | Esther Vivas | , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario