Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Carta al muerto Zapata.

Cualquier dictador teme mucho más a los nadie que a las celebridades, aunque parezca todo lo contrario.

Querido y admirado Orlando Zapata Tamayo:

No leerás nunca esta carta porque has muerto. Decidiste dejar de vivir para ejercer la libertad última de quien se ha visto privado de todas ellas. Tras 85 días en huelga de hambre en prisión has conseguido que se oiga tu voz, a un precio muy alto. No eras –lo han explicado tus amigos– un fanático ni un imbécil. Tampoco eras “un delincuente”, que es como te definen las notas de tu gobierno. Eras un cubano nacido en 1967, el mismo año que nací yo, el mismo año que asesinaron al Che, el héroe ausente e icono inoxidable de esa revolución fraudulenta en la que creciste y que, finalmente, te ha roto, pero no te ha vencido. Las crónicas explican que, antes de ser detenido, trabajabas en la construcción como albañil y fontanero. Eras un obrero, negro e insatisfecho con el paraíso que te rodeaba. Otros hubieran callado, ya tú sabes, chico. Pero te metiste en líos, querías otra Cuba, pacíficamente, para ti y los tuyos. Sigue leyendo

marzo 3, 2010 Posted by | Francesc-Marc Álvaro | , , , | Deja un comentario