Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

¡Oh, blanda Navidad!

Llego tarde, me temo. Ustedes, tan progres, tan descreídos, tan -en fin- lectores de Público, habrán cenado opíparamente la noche del 24, ajenos al auténtico sentido de estas fechas. ¡Ah! Si leyeran y escucharan más a Cristina López Schlichting, otro gallo, quizá el de la misa a la que no fueron, les cantaría. Fíjense cómo comenzó una carta que dijo dirigir -textual- “Ala señora Pascua de Natividad” en el programa matinal de Cope: “Querida Navidad: pones en el corazón un no sé qué de nostalgia. Me gusta esto que me haces sentir”. ¿No se les pone el corazón de ajonjolí? Ya, que no.

Prueben, entonces, con este sublime fragmento, digno de accésit en el concurso de redacción de Coca Cola para escolares: “Hay un pararse a final del año y quedarse un poco embobado y como perplejo. Un notar cómo te entristeces más que nunca por lo malo y te conmueves más que de ordinario por lo bueno. Y hasta te pones tontorrón y romántico, y soñador como un niño. Si señor, siempre serás el tiempo en que será más difícil evitar la pasmosa pregunta sobre el sentido de la existencia”. Sigue leyendo

diciembre 26, 2009 Posted by | Javier Vizcaíno | , , , , | Deja un comentario

La fascinación francesa por el culo.

Un programa del canal de televisión Arte y varios libros devuelven al primer plano el culto a las nalgas.  El documental ‘La cara oculta de las nalgas’ bate el récord de audiencia del canal cultural Arte.

Que en Francia se evite pudorosamente la palabra culo –y seprefiera hablar de fesses, nalgas– no significa que esta sulfurosa parte del cuerpo humano, más humana que cualquier otra, no ejerza una inconfesada fascinación entre los franceses. Sigue leyendo

diciembre 12, 2009 Posted by | Lluís Uría | , , , , , , | Deja un comentario