Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Bidea den borroka

Mikel Basabe en DNN

Hace ya un par de semanas que tuve la oportunidad de charlar con un viejo conocido, militante de Batasuna. Hablamos de esto y de aquello y, por supuesto, también del tema. No me extrañó comprobar que no había gran diferencia entre lo que uno y otro decíamos, entre lo que tanto uno como el otro pensamos. Por supuesto, cada uno hizo su propia lectura del pasado, de las oportunidades perdidas. Pero el pasado, pasado está: lo mejor que podemos hacer con él es aprender de lo ocurrido y procurar no cometer los mismos errores. Por otro lado, tampoco estábamos de acuerdo en cuestiones de calendario, pero, en mi opinión, ese desacuerdo esconde una coincidencia mayor: tanto para él como para mí sólo es cuestión de tiempo. Será más tarde o más temprano, pero tanto para él como para mí, que ETA lo deje definitivamente es una pura cuestión de tiempo.

Me gustó mucho la expresión que utilizó mi contertulio: ha llegado el tiempo del game over, siempre que sea para volver a hacer insert coin y seguir intentándolo. Puede que sea por razones generacionales, pero a mí me parece que explica muy bien cuál es la situación, qué es lo que hay que hacer y para qué. Hay que dejar la lucha armada, mejor hoy que mañana, y hay que dejarla para poder seguir trabajando por aquello que todavía no hemos conseguido: el reconocimiento de que somos una nación, el derecho a decidir… Está claro que en este país nadie sobra, como tampoco sobra nadie entre aquéllos que buscamos conseguir la soberanía de Euskal Herria. Si lo que buscamos es la acumulación de fuerzas, es responsabilidad de todos participar en esa acumulación, facilitarla y favorecerla. Sin exclusiones. Sigue leyendo

agosto 26, 2010 Posted by | Mikel Basabe | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La sentencia del Constitucional o la soberanía del revés

Xabier Ezeizabarrena en DNG

La reciente sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut de Catalunya ha vuelto a destapar algunas de las paradojas que sobre materia de soberanía y poder político son habituales en España. Entre ellas, sobresale el habitual baile de cifras y porcentajes necesarios para ejercer una reforma estatutaria finalmente desvirtuada por una sentencia contraria a lo aprobado tanto por el Parlament catalán, como por las Cortes Generales, así como a lo refrendado por la ciudadanía de Catalunya.

En el caso español, la cuestión es más curiosa pues las mayorías y/o porcentajes suelen valer tanto para un roto como para un descosido. Así, y en el mero proceso de validación de una reforma autonómica, todos sabemos que el 55% del Congreso y el 49% del Senado enmendaron e impusieron, “constitucionalmente”, un nuevo Estatut al 90% del Parlament de Catalunya. Claro que el TC puede tardar más de tres años en dictar una sentencia para hacer que lo anterior acabe por desaparecer e imponer a los dos parlamentos su interpretación inapelable. ¡Ahí es nada! En nuestro caso, el primer porcentaje citado no fue válido siquiera para debatir y considerar la Propuesta de Reforma del Estatuto de Euskadi por parte de las Cortes, si bien es precisamente la mayoría absoluta el criterio impuesto por las Cortes para tal fin cuando se aprobó el Estatuto de Gernika. Sigue leyendo

julio 29, 2010 Posted by | Xabier Ezeizabarrena | , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Seamos utopistas, pidamos lo posible (y II)

A la nueva narrativa capaz de acoger la complejidad de la sociedad vasca, expresada en el artículo de ayer inserto en la reflexión “Think Gaur Nafarroa 2020”, le debe acompañar la constitucionalización por la vía de los derechos históricos. ¿Difícil? ¿Improbable? Factible.

Avanzar en la utopía de lo posible nos exige hoy la búsqueda de una nueva narrativa que propicie el entendimiento mutuo. A este fin, lo primero que conviene aclarar es la diferencia entre los términos nacional y nacionalista. El primero apela a un resultado de integración de la población alrededor de una determinada idea nacional, y el término nacionalista designa una voluntad explícita de intervención para lograr tal resultado. Por lo tanto, lo nacionalista no tiene por qué coincidir con lo nacional. Sigue leyendo

abril 29, 2010 Posted by | Txema Montero | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario