Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

La lección del PSOE con sus elecciones internas

Iñigio Lizari en Aberriberri


El PSOE se ha caracterizado a lo largo de su historia por dar lecciones de cómo no se deben de hacer las cosas, con ejemplos además, muy graves. Sin embargo, justo es reconocer que con las primarias que han encumbrado a un desconocido como Tomás Gómez, como las propias primarias que encumbraron a Zapatero, otro desconocido, nos ha dado una buena lección de democracia interna a los otros partidos políticos que bien harían en aprenderla cuanto antes.


Las primarias se iniciaron en el PSOE por cuenta del bilbaino Sr. Almunia, y es que de un bilbaino se puede esperar siempre grandeza, aunque la grandeza conseguida lo sea de forma oblicua. Joaquin Almunia con la convocatoria de aquellas primarias no buscaba democratizar su partido, sino impulsar su candidatura para dotarse de mayor legitimidad que la que le otorgaba la simple designación de su predecesor el Sr. Gonzalez. Pero le salió rana. A la rana Borrell le duró poco su croar por el aparato, pero el aparato había cambiado gracias aquella apuesta arriesgada de Almunia, y ya nunca volvería a ser el mismo. Se había sentado precedente. Almunia volvió, y volvió a fracasar. Esta vez el fracaso no vino de la militancia, sino de los votantes que le dieron la mayoría absoluta a Aznar, y Almunia demostró casta presentando su dimisión la misma noche electoral. Se plantearon nuevamente unas primarias, y el resultado fue nuevamente el opuesto al pretendido por la dirección del aparato. Sigue leyendo

octubre 9, 2010 Posted by | Iñigo Lizari | , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario