Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Ni era inocentada, ni es inocente.

Una de las pocas cosas que hace quórum entre los tertulianos de Madrid es que Rubalcaba no habla por hablar. Así se explica que siendo el día de la madre de todos los pronósticos un 28 de Diciembre, nadie pensó en una inocentada. Pero la cuestión, aquel día y los siguientes, no era tanto creer o no creer a Rubalcaba, sino adivinar qué había querido decir.

En esencia, y al pie de la letra, lo que dijo el ministro es que “la situación de debilidad por la que pasa ETA le puede estar llevando a pensar en la posibilidad de llevar a cabo atentados de envergadura”. Una frase que da para mucho, o para poco, según se mire. Para mucho, porque de ETA se puede temer lo peor. Sigue leyendo

enero 3, 2010 Posted by | Mariano Ferrer | , , , | Deja un comentario