Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Las responsabilidades penales de la banca

Vicenç Navarro en su web

Este artículo critica la falta de sanciones por parte de los estados a los comportamientos especulativos (muchos de ellos ilegales) de los bancos (responsables de la enorme crisis financiera actual) y a los Bancos Centrales, incluyendo el Banco de España y el Banco Central Europeo, responsables de supervisarlos. El artículo señala que los parlamentos (incluidas las Cortes Españolas) deberían establecer comisiones para analizar tales comportamientos de la banca y el fallo (cuando no complicidad) de las instituciones reguladoras y supervisoras del sistema financiero y, en caso que se requiera, se proceda a pedir responsabilidades penales, tal como ha hecho el Parlamento de Islandia.

Si un cirujano opera a un paciente y comete un error, resultado de negligencia o de incompetencia, que causa su muerte, el cirujano probablemente será sancionado, sanción que puede incluso llegar al encarcelamiento y pérdida de su licencia de ejercer su profesión, la cirugía. Es lo que se llama mala práctica médica. Tal sistema de sanciones es necesario para proteger a la ciudadanía de incompetencias y negligencias de profesionales cuyas acciones pueden afectar su bienestar y calidad de vida. Y si un empresario debido a su negligencia y/o imprudencia daña la salud de sus trabajadores, puede recibir sanciones que incluyan también su encarcelamiento. Estas normas y sanciones existen en la mayoría de países de la OCDE (el club de países más ricos del mundo). En todos ellos se considera necesario que se desarrollen normas y sanciones que protejan a la ciudadanía del daño causad por terceros, resultado de incompetencia o negligencia. Es más, si estos terceros sacan provecho y se benefician de tales daños, la sanción es incluso mayor. Sigue leyendo

diciembre 13, 2010 Posted by | Vicenç Navarro | , , , , , , , | Deja un comentario

Vacaciones (fiscales) pagadas (quizá muy caras)

Ignacio Zubiri en El País

 

Desde la recuperación del Concierto, el País Vasco ha tenido un Impuesto de Sociedades más bajo que el del resto de España. Aunque las cifras varían entre años, en promedio las empresas de la CAPV pagan en torno al 35% menos que las del resto de España y se han ahorrado anualmente impuestos equivalentes a más del 1% del PIB. Que la sociedad haya obtenido algún beneficio (en términos de renta o empleo) de estas reducciones fiscales es más bien dudoso. Por ejemplo, ninguna empresa va a contratar un trabajador más o comprar una máquina más por un incentivo fiscal. Y mejor que no lo haga, porque si la rentabilidad de una inversión depende de no pagar impuestos casi seguro que es una mala inversión. Lo más probable es que la mayoría de los incentivos fiscales hayan ido directamente a beneficios de los empresarios y hayan servido solo para bonificar inversiones y contrataciones que, incluso sin el incentivo fiscal, se hubieran producido. Por tanto, frente al dudoso beneficio social de las rebajas del Impuesto de Sociedades, los beneficios para los propietarios de las empresas están claros.

Dos incentivos fiscales -una exención temporal de impuestos para empresas de nueva creación y una deducción por inversiones grandes- son la base del conflicto actual con la Comisión Europea, que considera que son ayudas de Estado contrarias a la libre competencia. En 2001, la Comisión ya declaró estas medidas ilegales según las normas europeas. La ilegalidad fue confirmada por la Corte Europea de Justicia en 2006 y desde 2007 la Comisión está recordando a España -a las Diputaciones- que está incumpliendo la obligación de hacer devolver a las empresas estas ayudas. La decisión de sancionar a España -en multa a pagar por las Diputaciones, o mejor dicho, por los contribuyentes vascos- se basa en que la Comisión considera que, a pesar del tiempo transcurrido, no se ha hecho lo suficiente para recuperar las ayudas. Sigue leyendo

diciembre 1, 2010 Posted by | Ignacio Zubiri | , , , , , , , , , , , , | 1 comentario