Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

UPN, el futuro sin el PP

Miguel Izu en La Txistorra Digital

El autor del siguiente artículo, el ex parlamentario foral de Izquierda Unida Miguel Izu, ha buceado en los datos de respaldo popular en las urnas de diferentes partidos regionalistas. Algunos son fruto de escisiones de la UCD, otros salidos del PP. Comparando las trayectorias, llega a la conclusión de que lo ocurrido hasta ahora con UPN es una excepción en la regla, y aventura un posible escenario ahora que los regionalistas navarros concurren a las elecciones sin la compañía del Partido Popular.

En las próximas elecciones de mayo de 2011 todos los partidos se juegan mucho, pero para UPN son una cita muy especial dado que es la primera vez desde 1987 en que después de su ruptura se presentará sin la compañía del PP. La jugada de Miguel Sanz de romper la alianza que mantenían desde 1990 es arriesgada dado que UPN vuelve a ser, como en sus orígenes, un partido regionalista que ocupa una posición de bisagra entre los dos grandes partidos nacionales/estatales (táchese lo que no interese) y que compite electoralmente de forma directa con ambos. Y digo arriesgada porque la historia electoral de este país nos indica que los partidos regionalistas lo han tenido muy crudo para abrirse camino dado el sistema electoral supuestamente proporcional pero con resabios mayoritarios que favorece principalmente a las dos fuerzas mayores, hasta el punto de que puede hablarse de una cierta maldición que afecta a esos partidos.

Por partidos regionalistas me refiero a los ubicados en el centro-derecha, surgidos muchos de la desmembración de UCD en los primeros años ochenta y otros posteriormente por escisiones del PP, que defienden la autonomía, la personalidad y los intereses de su región o provincia pero sin poner en cuestión la unidad de España y que se encuentran cómodos con el Estado de las autonomías. Estos partidos han existido y existen prácticamente en todas las Comunidades Autónomas aunque son pocos los que han logrado una presencia institucional significativa y duradera. Sigue leyendo

septiembre 25, 2010 Posted by | Miguel Izu | , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Retrato de derecha con crucifijo

Juan Carlos Monedero en Público

No nos equivocaríamos buscando nuestro teorema de Poincaré de la ciencia política en dos lugares: primero, por qué en tiempos de crisis no triunfa la revolución; luego, cuáles son las razones por las que una monja de filiación vaticana y misa y comunión diarias puede votar a un político putero, ladrón o mentiroso que incumple, cuando menos, 15 de los diez bíblicos mandamientos. El modelo es Berlusconi, pero no le andan a la zaga, aquí en Celtiberia, nuestros clásicos, jaleados por medios de comunicación que, si bien no desafinan, abundan, como lamentaba Valle-Inclán en Luces de Bohemia, en entonar “una nota más baja que el cerdo”. Sigue leyendo

julio 10, 2010 Posted by | Juan Carlos Monedero | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Socialdemocracia, fin de ciclo

Las ideas también mueren. El cementerio de los partidos políticos rebosa de tumbas en donde yacen los restos de organizaciones que otrora desataron pasiones, movieron a multitudes y hoy son pasto del olvido. ¿Quién se acuerda en Europa, por ejemplo, del Radicalismo? Una de las fuerzas políticas (de centro-izquierda) más importantes de la segunda mitad del siglo XIX, que los vientos de la historia se llevaron… ¿Qué fue del Anarquismo? ¿O del Comunismo estaliniano? ¿Qué se hicieron aquellos formidables movimientos populares capaces de movilizar a millones de campesinos y obreros? ¿Qué fueron sino devaneos? (1)
Por sus propios abandonos, abjuraciones y renuncias, a la socialdemocracia europea le toca hoy verse arrastrada hacia el sepulcro… Su ciclo de vida parece acabarse. Y lo más incomprensible es que semejante perspectiva se produce en el momento en que el capitalismo ultraliberal atraviesa uno de sus peores momentos. Sigue leyendo

marzo 4, 2010 Posted by | Ignacio Ramonet | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario