Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Carteles sin toros

Miguel Izu en DNN

Es más que dudoso que sin financiación pública sean muchos los que se dediquen a mantener viva la tradición del cartel taurino sanferminero

Cuando prohíban los toros va a padecer mucho una modalidad artística propia, exclusiva y específica de Pamplona, una de las principales aportaciones de nuestra ciudad a la cultura universal. Me refiero a los carteles sanfermineros, tradicional disciplina plástica que en realidad se compone de dos modalidades. La primera es el cartel de San Fermín propiamente dicho, el anunciador de las fiestas, ése que selecciona el Ayuntamiento previo concurso público y últimamente mediante votación popular. La segunda es el cartel de la Feria del Toro, ése que encarga la Santa Casa de Misericordia a un pintor, diseñador, dibujante, fotógrafo o cartelista de prestigio y que suele dar menos que hablar hasta el punto de que muchos pamploneses es probable que incluso ignoren su existencia. El cartel de fiestas tiene una larga historia que se remonta al siglo XIX, aunque el cartel de la Feria del Toro también la va teniendo larga porque ya ha cumplido el medio siglo. En cualquier caso, en ambos carteles suele aparecer el toro bravo. Como es lógico, aparece casi siempre y como motivo principal en el cartel de la Feria del Toro, solamente en unas pocas ocasiones su lugar ha sido sustituido por algunos otros motivos taurinos que evocan al morlaco ausente: toreros, hierros de las ganaderías contratadas, trastos de torear. Pero en el cartel municipal anunciador de las fiestas su presencia también es muy habitual; baste decir que en los carteles de los últimos cincuenta años el toro ha aparecido de un modo u otro nada menos que en treinta y ocho ocasiones, y no nos remontamos más atrás por un motivo tan disculpable como la pereza de seguir contando a partir de un número tan redondo. Sigue leyendo

julio 13, 2010 Posted by | Miguel Izu | , , , | Deja un comentario