Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Haití: terremotos y safaris

Dice un refrán africano: hasta que los leones no tengan sus propios historiadores, las historias de la cacería seguirán glorificando al cazador. Las versiones que de los safaris tienen quienes se encuentran en los extremos opuestos del rifle no son sólo distintas, sino contrarias y opuestas. Los intereses de los cazadores (occidentales y pudientes, por lo general) y los de las piezas a abatir no tienen ningún punto en común, pero nadie nos ha contado nunca cómo se ven las cosas desde el otro lado del punto de mira.

En Haití, la cacería comenzó hace cinco siglos. Los primeros safaris extinguieron prácticamente la totalidad de sus nativos. Debido a ello, en 1517, el emperador Carlos I autorizó la trata de esclavos negros y la fauna nativa (carecían de alma y, por lo tanto, no eran personas, sino animales) fue sustituida por otra diferente. Los primeros habitantes de Haití no tuvieron historiador alguno que contase su exterminio. Los importados, tampoco. La historia fue contada tan sólo por los bwanas de piel blanca, españoles primero, franceses después, yanquis en el último siglo. Sigue leyendo

enero 30, 2010 Posted by | Sabino Cuadra | , , , , , , , , , , | Deja un comentario