Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Aspirina para el dolor de pobreza

Manuel Millera en DNN

Escrito por Klaus Werner / Hans Weiss y editado hace seis años por Debate, El libro negro de las marcas sigue pleno de vigor, escalofriante. En él se destapan los trapos sucios de las grandes multinacionales que diariamente nos acompañan como perrito faldero, en su afán de enriquecerse a costa de la salud y los perjuicios al género humano. Mercedes, Adidas, Coca-Cola, Siemens y McDonalds son como de la familia, marcas preocupadas por nuestro bienestar para ofrecernos la chispa de la vida y un soplo de libertad. En su organigrama conjugan de manera muy curiosa el presente de indicativo del verbo vender: Yo me corrompo, tú publicitas, él consume, nosotros nos enriquecemos, vosotros transportáis, ellos enferman o mueren. Mantenimiento y complicidad con dictaduras sangrientas, financiación de paramilitares contra sindicalistas, explotación laboral infantil, saqueo de recursos naturales incluso en áreas protegidas, expulsión de poblaciones indígenas de sus ancestrales territorios, masivo deterioro medioambiental, desprecio absoluto por cualquier legislación fiscal o laboral, además de la salud humana, son sus prácticas habituales. Todo ello sin oposición, cuando una marca es fuerte es una diosa, y su caída provocaría según los gobiernos, demasiado ruido y polvo. Debemos mantenerlas. Códigos de barras no convertidos en barras de cárcel.

Por ejemplo, la fabricación de semillas transgénicas está controlada por seis empresas (Monsanto, Syngenta, DuPont, Dow, Bayer y Basf) y supone un grave peligro, pues controlan el mercado agrícola mediante la venta de semillas casadas con los herbicidas e insecticidas que ellas fabrican, aparte de legalizar la apropiación privada de la vida. 42.200 millones de dólares ganaron sólo en 2007. Sigue leyendo

julio 25, 2010 Posted by | Manuel Millera | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario