Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Invisible o visible, según el lumbre

Xabier Etxeberria en La Txistorra Digital

En la última encuesta del CIS (julio 2010), la clase política y los partidos políticos aparecen como el tercer problema en el Estado español, tras el paro y los problemas de “índole económica”. Este dato es otro más de los que muestra que las estructuras tradicionales están quedando desacreditadas. La globalización económica, que ha dado prioridad a la esfera económica, ha modificado el “estado de las cosas” anterior a la caída del Muro de Berlín. Así, el Estado ha perdido fuerza ante el mercado. En paralelo, los medios de comunicación han sido influidos por esta tendencia. Estos ya no responden a impulsos ideológicos; sino a intereses empresariales y políticos, muy alejados de la información o la veracidad, lo que ha llevado a que tengan un gran descrédito. No hay más que recordar la tenacidad con la que RTVE de Urdaci defendía el Gobierno de Aznar. De hecho, la capacidad crítica de los medios ha quedado muy condicionada por “el Pensamiento Único”. Esto se palpa en el tratamiento de la información que dista mucho del perfil de “periodismo ideal” y es más cercano al morbo y al espectáculo, dos de los factores con más peso en la sociedad actual. Sigue leyendo

agosto 13, 2010 Posted by | Xabier Etxeberria | , , , , , , , , , | Deja un comentario

El tercer problema

Manuel Torres en DNN

Según augura nuestro familiar oráculo de Delfos -el barómetro del CIS-, el tercer problema que soporta este país es su clase política, precedido del paro y de la crisis económica. Dicho así, un esperanzado ciudadano podría afirmar que el balance no es malo de suyo, dado que si esa tercera medalla (bronce) es para los políticos, quiere decirse que no estamos bajo la amenaza de otras lacras de mayor calado como el terrorismo o la inseguridad ciudadana.

Con todo, me sigue resultando bastante contradictorio que la clase política, puesta por nosotros en sus respectivos cargos de responsabilidad, al objeto de resolver todas esas contingencias que anuncia el CIS, sea uno de los problemas en vez de ser la solución. Así las cosas, no es de extrañar que la desafección ciudadana cunda como el kalimotxo en las fiestas del barrio.

Cada vez más se extiende la sensación de encontrarnos ante una casta privilegiada alejada de la realidad cotidiana. “Todos los partidos son iguales” o “La política me interesa poco o nada” suele soltar con desdén el desprevenido ciudadano al que le endosan una alcachofa a pie de calle (la opinión de un parado de larga duración sería aquí algo irreproducible). Sigue leyendo

agosto 10, 2010 Posted by | Manuel Torres | , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario