Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Cáritas: el Ministerio de la Pobreza

Carlos de Urab en Aporrea

Administrar la pobreza es un don divino reservado a unos cuantos elegidos.

« España es la octava potencia del mundo, un país poseedor de una economía boyante y de unas perspectivas envidiables »- Los políticos socialistas sacando pecho lo repetían constantemente en sus alocuciones y discursos- « Somos un país de vanguardia no hay más que observar las cifras macroeconómicas. ¡Invertid en España! » Todo iba viento en popa hasta que de golpe y porrazo y, sin saber muy bien por qué, ¡patapum! estalló la burbuja inmobiliaria, las entidades financieras hicieron aguas y la recesión mundial nos pego una puñalada trapera.

Vivíamos por encima de nuestras posibilidades, nos dejamos arrastrar por los delirios de grandeza y la época de las vacas flacas nos ha pillado en pelotas. La clase media, los obreros y los proletarios echaron mano de la tarjeta Visa Oro y ansiosos por subir en la escala social desataron una tremenda bacanal. Nadie se conformaba con lo que tenía. la envidia, la maldita envidia empozoñó nuestros corazones. Queríamos un piso propio, un chalet en la sierra y otro en la playa. Y venga a frotar la lámpara de Aladino a ver si el director del banco nos concedía todos nuestros deseos. –¡Con esa nómina cualquiera! Aprobados los créditos felices y contentos nos dedicamos al despilfarro y al derroche. Pero había un pequeño detalle: no leímos la letra pequeña de los contratos donde se nos advertía que podríamos correr algunos riesgos imprevistos. Seguir leyendo

abril 3, 2011 Posted by | Carlos de Urab | , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario