Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Carta de un anciano expoliado

Antonio Alvarez-Solís en Gara

El autor reivindica las responsabilidades de gobierno para los ancianos, y lo argumenta con el plus de «sensatez y prudencia» que evita los «furores intempestivos» y la «adicción legislativa» propia de la juventud. Analiza los «daños, dolores y escaseces» que sufren los ancianos, así como a sus causantes, para finalizar llamando a «salir masivamente a la calle».


Hace ya mucho tiempo que solicité, sin ningún resultado, claro está, que para ser ministro habían de tenerse al menos setenta años, pesar algo más de noventa kilos y no acudir al ministerio hasta las doce de la mañana o, aún mejor, a la una del mediodía. Repetiré ahora, sumariamente, la argumentación para demandar estas benéficas condiciones. La edad suele conceder sensatez o cierta ociosidad, que tampoco es mala cosa a fin de pensar los asuntos con alguna reiteración y filantrópica prudencia. El peso corporal otorga bonhomía y evita furores intempestivos, a no ser que se sea un loco suelto a edad provecta, realidad infrecuente que convierte al viejo en un joven simplemente arrugado. Y, lo último, aparecer tarde por el despacho, ya que restringe mucho la adicción legislativa propia de la juventud, lo que acostumbra a ser beneficioso para el país, que normalmente no precisa tantas leyes si el individuo ha de regirse por el grato sentido común, que tanto favorece a la ciudadanía. Hoy vuelvo al tema para añadir algunas razones a estas peticiones que no son singulares ni disparatadas.

Si no estuviéramos en manos de alocados jóvenes ministeriales o de aparentes maduros, pero en plena inmadurez, los ancianos no sufriríamos los daños, dolores y escaseces que sufrimos. Una persona sensata sabe perfectamente que los ancianos hemos sido expropiados de nuestras propiedades sociales, pues hasta las más pequeñas cosas han sido hechas con nuestro esfuerzo en época de vigor, como nuestros mayores hicieron a su vez lo que está ahí para disfrute de quienes nos han expoliado. Seguir leyendo

septiembre 28, 2010 Posted by | Antonio Alvarez-Solís | , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario