Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

José Antonio Labordeta, “cascarrabias irónico”

Alonso Escalada en DNN

Así se definía y así aparecía a los ojos de muchos este cantautor, maestro, poeta, político, soñador, no de uno sino de muchos pueblos en su serie televisiva Un país en la mochila. Se podía estar en desacuerdo con él o con sus ideas, pero no se podía dejar de admirarle y hasta de quererle. Cuando cantaba parecía su voz un trueno que caía sobre los tesos de su Aragón de cielo y ladrillo o que entonaba con el caer de los cantos rodados. Pero en cada canción a son seco o con guitarra vibraba todo un pueblo y se estremecía con un latido telúrico sus raíces aragonesas. Ejerció siempre de aragonés y de libertario, de maño que podía presumir como el de la jota: “qué diría un baturrico sin la cabecica atada si teniéndola atadica, dice las cosas tan claras”.

Áspero por fuera, tierno por dentro, amigo leal de sus amigos, sincero siempre en su talante de hombre libre, toda su manera de ser y entender la vida, la cultura, el arte y la política era la del hombre que no quiso disfrazarse nunca con plumas ajenas, que no admitía ni el chalaneo ni las componendas, que cantaba las cuarenta a quien se le interponía, como lo recordamos en aquel exabrupto en el Congreso de los Diputados dirigido hacia otro diputado del PP: “¿Por qué me voy a callar aquí si he estado callado por su culpa durante 40 años, coño? A la mierda, váyase a la mierda”. Y se quedaba tan pancho recibiendo los aplausos de un sector de diputados. Seguir leyendo

octubre 1, 2010 Posted by | Alonso Escalada | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario