Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Una crisis peor que lo que parece… y que puede liquidar otro Gobierno más

John Müller en EL Mundo

1.- “Quedan meses duros”.– El inicio de la campaña de las elecciones autonómicas y municipales del 22-M ha coincidido con los peores datos de la crisis. “Aún quedan meses duros de crecimiento débil”, advirtió José Manuel Campa, secretario de Estado de Economía el martes en el Congreso. Insistió en que España crecerá un 1,3% en 2011, pese a que el consenso de los analistas es del 0,8%. El viernes el Banco de España confirmó que nuestra economía creció un 0,2% el primer trimestre.

Esta semana también se confirmaron los malos datos de empleo avanzados por la EPA (4.910.200 desempleados). El paro registrado bajó en 64.000 personas en abril y el Gobierno recibió la cifra con alborozo, pero una vez descontado el efecto de la Semana Santa, se quedó en que hay 7.110 parados más inscritos.

El empleo no tiene visos de mejorar si consideramos que la financiación al sector privado (crédito más renta fija) en diciembre de 2010 se redujo un 0,8% respecto de diciembre de 2009, según el Banco de España. El proceso de desendeudamiento prosigue.

2.- El fiasco de la negociación colectiva.- En su comparecencia Campa intentó presionar a favor de que patronal y sindicatos cerraran “cuanto antes” la reforma de la negociación colectiva, con el fin de eliminar la incertidumbre. Pero sus deseos cayeron en saco roto. Finalmente los agentes sociales han decidido aparcar la reforma hasta después de las elecciones.

El Gobierno dijo primero que el acuerdo estaría el 18 de marzo, fecha marcada por la ley. Después se postergó al 25 de marzo. Ese mismo día Zapatero dijo que no debía retrasarse más allá del 15 de abril. Más tarde se dijo que no pasaría de Semana Santa. Y aquí estamos, en mayo.

Es tal el fracaso que se presiente que el ministro José Blanco ha dicho que el PP está boicoteando la negociación. Es verdad que Rajoy ha transmitido a algunos empresarios que no firmen cualquier papel y el Consejo Empresarial de la Competitividad, formado por las 14 principales empresas del país y el Instituto de Empresa Familiar, han aconsejado al presidente de la CEOE, Juan Rosell, que “si tienes que romper, rompe”. En el peor de los casos, el Gobierno tendría que legislar sobre el asunto (porque así se lo prometió a Merkel), pero se resiste a hacerlo porque el costo político puede ser muy alto.

3.- Las barbas del vecino.- El menú propuesto a Portugal por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional para ser rescatado es de austeridad extrema. Lisboa tiene que ahorrar 8.800 millones para reducir su déficit público al 5,1% en 2011. Las medidas incluyen el despido de funcionarios, la reducción de ayuntamientos, la privatización de empresas públicas, la suspensión de grandes obras de infraestructuras, subida de impuestos, imposición de tasas sanitarias, abaratamiento del despido y reducción del subsidio de desempleo en cantidad y tiempo. Un ajuste durísimo que abocará al país a dos años más de recesión económica.

4.- Credibilidad y margen de maniobra.- La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Saénz de Santamaría, preguntó esta semana a Alfredo Pérez Rubalcaba si “cree que la credibilidad del Gobierno es un requisito necesario para sacar a España de la crisis”. El vicepresidente contestó que “la salida de la crisis depende de la credibilidad de las medidas que tome el Gobierno”.

Sin embargo, la caída de la actividad económica, sólo comparable al estrangulamiento que se produjo en los últimos meses de 2008, es tal que muchos observadores comienzan a pensar que ya no basta con insuflar credibilidad y optimismo a los mercados.

Los dos procesos electorales que vienen (el del 22-M y las próximas elecciones generales) están provocando el efecto de aplazamiento de las decisiones que ya se daba por descontado. Nadie emprende ante la incertidumbre política. Las administraciones no pagan sus facturas y se ha dado un fenómeno nuevo: para no vulnerar la ley de morosidad, se utilizan todas las artimañas posibles para que quienes venden bienes o servicios a la Administración no emitan sus facturas.

5.- El próximo gobierno.- Mientras el PP sigue sin revelar el alcance de las medidas que piensa adoptar si llega al poder, cunde entre los economistas la idea de que la crisis todavía durará gran parte de la próxima legislatura. Todo el mundo intuye que si fueran medidas populares no habría reparo en darlas a conocer. No sería raro que el PP, si gana, se enfrente a un escenario de notable conflictividad. Pero si se atemoriza con esto, no se atreverá a tomar las medidas duras, lo cual hará que la crisis se alargue más aún.

En fin, que junto con las alegrías que le proporcionan las encuestas para el 22-M, Mariano Rajoy debe estar comenzando a percibir que no lo tendrá nada fácil si gana en las urnas. Si encara las reformas podría convertirse en ‘Mariano el breve’. Si no las hace, condena al país a una senda de mediocridad económica que a la larga es insostenible.

El problema es que a diferencia de la época de Aznar, en España no quedan grandes empresas por privatizar, pese a que el Estado ocupa casi el 46% de la actividad económica y es el único que ha creado empleo. El único campo donde se podría hacer algo es en los servicios públicos: educación, sanidad y seguridad. Pero en esta campaña está vedado hablar de cualquier cambio en este terreno.

mayo 15, 2011 - Posted by | John Müller | , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: