Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Hacerse trampas al solitario (1)

Miguel Angel Aramburu en Aberriberri

En el en el año electoral 2011, se cumplen 25 años de una escisión que nació según decían era para “regenerar el nacionalismo”, ¿hemos aprendido algo en este tiempo? ¿O sólo cabe ya ensanchar  y regenerar el nacionalismo desde el actual PNV? ¿Caben convergencias sinérgicas, como en Catalunya, donde se construyen uniones auténticas y movilizadoras? A finales de 2011 se eligen los órganos regionales y nacionales del PNV, y su afiliación hará balance: perdido el Gobierno siendo primera fuerza, ¿cabe acabar las forales siendo primera fuerza y quedar relegado en la hegemonía a un solo territorio? 2011 nace como el año Irujo después del año Agirre, probablemente las figuras más reivindicadas por PNV y H1!, que podrían ser el nexo de esa unión auténtica y movilizadora. ¿Estarán a la altura los partidos?

Al debate que nace de estas preguntas pretendo contribuir este artículo y el siguiente. De una forma ácida, sí; porque es el momento de destapar algunas “trampas al solitario” que se están cometiendo para desengaño de las bases abertzales. Y aquí insisto en la primera “trampa” que ya ha sido denunciada en Aberriberri: Hay una tendencia bajista en el nacionalismo desde 2001, que algún gatopardo se empeña en tapar para que “nada cambie”. Y, desde luego, algo tiene que cambiar.

 

Primera Parte

Marzo de 2009 cerró un ciclo en que las instituciones de la CAPV eran dirigidas por el matrimonio de conveniencia PNV-EA, más deseado por sus bases sociales que por los dirigentes, basada en el enemigo común, el Frente Español PSOE-PP. Una UTE que iba perdiendo apoyos convocatoria tras convocatoria,  algunos a casa y otros a la oposición, y que cada vez necesitaba más empresas, primero EB y después Aralar, para seguir con la obra en marcha. Pero marzo del 2009 también abrió otro ciclo en el que los llamados “tres vértices” (Frente Español, MLNV y nacionalismo vasco), se preparaban para un nuevo asalto y el próximo Mayo de 2011 se presenta la primera cita. Una convocatoria que no es nada igual a las anteriores por varias razones.

La primera, que se han consolidado “especificidades” socioelectorales para cada territorio, a pesar de que los medios y algún partido en particular prefieran despistar sobre esta cuestión. Uno puede creerse la fuerza más votada de la CAPV, pero encontrarse que su hegemonía está territorialmente limitada a un herrialde. Y no sólo eso, estas “especificidades” no se quedan en el ámbito provincial, ya que pocos saben que en unas forales la circunscripción electoral no es provincial, sino comarcal. De ahí que, dependiendo de cuántas candidaturas municipales se presenten y dónde se presenten, los candidatos municipales “induzcan” voto a Juntas Generales. Un tema que dejaremos para la segunda parte del artículo.

La segunda, que el Frente Español del PSOE-PP se dispone a consolidar la “normalización” para culminar su operación “de Estado” tanto en Nafarroa como en la CAPV. ¿De Estado? Sí claro ¿o es imaginable un entendimiento de esta naturaleza en otra parte? Objetivo: mantener el Gobierno Vasco, Gasteiz, Donostia y tratar de pillar la Diputación de Araba, con Getxo, la Diputación de Gipuzkoa y algún otro botín en el punto de mira.

La tercera, que los batasunos han trabajado todas las alternativas, desde la A a la Z y tienen a EA dispuesta a cualquier cosa. Estarán y lo harán con fuerza, derivada del “ambientillo ilusionante” en el que colaboran agentes propios y tontos útiles ajenos. Los demás partidos se van a tener que enfrentar a la realidad electoral como no lo habían hecho en tiempo, mientras el tema estrella  será el “proceso de paz” con la ayuda de un ZP necesitado de conejos en la chistera.

Y en este escenario vemos que el nacionalismo histórico, el que ha dirigido la construcción nacional e institucional en los últimos 30 años, sigue dividido ideológica y electoralmente, principalmente por haber decidido “hacerse trampas en el solitario” en sus relaciones.

  • El Partido Grande – EAJ-PNV- que después de una gran jugada en Madrid, enterraba a López, resucitaba el Estatuto y comenzaba su remontada en las encuestas dejando en evidencia a aquellos que decían que sin Ibarretxe no tenía nada que hacer. Sin embargo, proyecta a sus afiliados y hacia la sociedad un falso escenario político-electoral “Españoles contra el PNV”, obviando al polo batasuno en Gipuzkoa y la imposibilidad de dar la talla en Araba. Una operación para intentar ser, después de 25 años, el partido único de los nacionalistas, fagocitando los votantes de EA que mayoritariamente no se irán a ningún Polo aunque Garaikoetxea haga de Monzón, y firmando alianzas defensivas con Aralar.
  • El Partido Pequeño –EA convertido en Hamaikabat- , una vez librado del lastre frentista de una EA que caminaba a la nada electoral, ha proyectado un escenario de coalición imposible, que lo ha convertido en el “partido de la coalición”, sin socializar lo más novedoso que podía aportar: sus ideas. Esas que el PNV oficial no puede hacer oficiales sin dinamitar su paz interna, ya que las propuestas frentistas de la EA de Urizar tienen admiradores también en el Partido Grande.

Y en esta situación, ¿qué piensa la base socioelectoral del nacionalismo? Se trata de una base de nacionalistas no-frentistas tal y como vienen confirmando las prospecciones sociológicas. Sobre las expectativas que el “proceso” despierta vamos viendo que al contrario de los “observatorios sociológicos” de Lokarri, la mayor parte de estas bases, incluidos antiguos entusiastas de Lizarra y Loiola, han ido engrosando la lista de escépticos y negacionistas. En el plano electoral estas mismas bases llevan mucho tiempo esperando que se dé una unión más auténtica que un matrimonio de conveniencia, sea cual sea la fórmula. Claro que para una unión auténtica es imprescindible la coherencia política. Y ante este panorama ¿qué “trampas en sus solitarios” han hecho tanto el Partido Grande como el Pequeño? Veamos:

EAJ-PNV:- Si bien es cierto que en el sector mayoritario del partido dominan los escépticos y negacionistas del “proceso de reorganización del MLNV”, la dirección gipuzkoana se encuentra claramente alineada entre los todavía entusiastas de Lizarra Garazi, madre del Baitu Gaitezen y paraguas del “tibetazo” con Aralar,  pues como confesaba Egibar a Gara “el mayor activo político habido en este país desde la transición ha sido el Acuerdo de Lizarra-Garazi, y el Estado sigue empeñado en destruir y neutralizar cualquier cosa que pudiera tener semejanza con lo que Lizarra-Garazi significaba”. La dirección nacional por boca de Ortúzar quiso poner límite territorial (“Es que las cosas están raras en Gipuzkoa”) y temporal (“en las elecciones municipales y forales de mayo”) a la iniciativa Lizarrista, pero su homónimo gipuzkoano le contradecía  al poco en Onda Vasca al confirmar que la cosa iba “más allá de las elecciones municipales, evidentemente. No se trata de una estratagema electoral para llegar a las elecciones municipales y forales”.

Y con tanta contradicción, se impone la primera trampa en el solitario que va desgastando ideológicamente al PNV: cortoplacismo, contradicciones y paz interna momentánea, la coherencia y la decantación interna para tiempos mejores. A nivel nacional y en Bizkaia preponderan los escépticos y hasta negacionistas, en Araba entusiastas que terminan pactando siempre con el PSOE, en Nafarroa escépticos dispuestos a aguantar el chaparrón que ya hay plan B. Los entusiastas de Gipuzkoa forman el equipo “Ésta es la buena” (Batu Gaitezen/Lokarri/Aranzazu), que le permita justificar los acuerdos con Aralar sobre las bases “del derecho a decidir y las expectativas de paz”. Trampa en el solitario que como ya dijimos necesitaría que NaBai llegue viva con los actuales socios, y que Aralar aguante electoralmente la irrupción del Polo batasuno.

Hamaikabat: Desde su nacimiento en 2009 había recogido la poca coherencia ideológica, que ellos llaman “pluralista”, que quedaba en EA y previsiblemente, la poca fuerza electoral que no habían dilapidado el tándem Errazti-Ziarreta. Su tamaño le permite ser un partido ideológicamente más cohesionado, el único partido nacionalista que ha hecho autocrítica de la última década, y lo que es más evidente: sin “entusiastas del Proceso”. Conscientes de su mínima implantación en Bizkaia, recibieron la adhesión de algunos nombres de referencia en el nacionalismo alavés, mantienen su coincidencia con la mayoría de las bases de  EA en Navarra a la espera de que se consume la ruptura de NaBai, y mantienen un punto fuerte gipuzkoano al que se dio por erróneamente muerto en 2007 y que a la postre salvó los muebles al PNV gipuzkoano acorralado con los affaires de Hacienda.

Sin embargo, han cometido cuatro errores de bulto. El primero, que confiados en que su insistida coalición era inevitable, han elegido la “invisibilidad mediática”, sólo rota muy de vez en cuando por las entrevistas de su presidente, olvidándose de poner la lucha ideológica en primer plano mediático. En segundo lugar, han adormecido a sus bases sobre la falsa premisa de que si el PNV era capaz de hacer una asociación con una EA desleal y decadente que en las elecciones autonómicas sacó un parlamentario de 75, “cómo no iba a ser capaz de hacerlo ahora con nosotros”.

En tercer lugar, dejar que los demás hablaran de su supuesta fuerza e implantación, en lugar de publicitarla por sí mismos. Es más que evidente que en Araba y en Gipuzkoa EA ha dejado de existir (en Bizkaia hace tiempo que era anecdótica) y sin embargo son tanto EA como el PNV guipuzcoano los que se han dedicado a minimizar su implantación sin que H1! haya hecho nada para contrarrestarlo. Y en cuarto lugar, no publicitar caras visibles más allá de Galdos, muy centrado en Gipuzkoa, de forma que hubiera un liderazgo multipolar que les diera mucha más visilibilidad en los medios. Errores en el solitario claramente aprovechados por el PNV para calificarlos de «Escisión de una escisión» e iniciar la operación OPA electoral rumbo a la “reunificación” y “hegemonismo”. Y en este escenario, parece imposible unir al nacionalismo con una mínima coherencia.

Llegados a este punto, a Hamaikabat ya no le quedan más que tres opciones: La primera, aceptar las colocaciones personales que le ofrezca el PNV, medicina que ya dio resultados con los naufragios de los euskadikos, EuE y compañía. La segunda, disolverse como partido, montarse una fundación de pensamiento e ideas, e integrarse en el PNV para cambiarlo desde dentro. La tercera, que, aunque repitan que su tarea es “unir y no dividir”, entiendan que la unión que merece la pena no es un nuevo matrimonio de conveniencia que siga colaborando en el progresivo desgaste y desmovilización nacionalista. Si es cierto que H1! se ha conformado sin frentistas ni “entusiastas” y han nacido para “reorientar” e impulsar el nacionalismo, entonces tendrá que ser consecuentes y estar dispuestos a confrontarse electoralmente con la parte “lizarrista” del PNV y recoger a no pocos votantes nacionalistas huérfanos, que no están dispuestos ni a correr la aventura batasuna de EA ni a votar al Batu Gaitezen con la nariz tapada.

Si optan por lo primero confirmarán indirectamente las acusaciones de “transfuguismo” y de “cargos escindidos”. Si optan por lo segundo, volverán a la misma guerra interna de la que se escaparon al dejar EA. Si optan por la tercera, les quedará la honra de que sea la propia sociedad que antes les apoyaba la que les ponga en su lugar. ¿Perderá el conjunto del nacionalismo representación? ¿O ganará el nacionalista que podrá elegir papeleta sin taparse la nariz, sin tener que recurrir al cebo del voto útil, último refugio de la política de baja calidad? El PNV ya ha decidido, le toca el turno a H1!, porque las bases socioelectorales nacionalistas hace mucho tiempo que ya “no tragan con todo”.

enero 14, 2011 - Posted by | Miguel Angel Aramburu | , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: