Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Parias

Jorge Nagore en nagorefraucaalacontra

Es estupendo que en el futuro solar de Salesianos, Vinsa, la empresa pública a la que –en teoría- se le encomienda la promoción de vivienda accesible para el conjunto de los ciudadanos –lo que se llama de modo incorrecto vivienda social, como si la vivienda libre fuese asocial- vaya a construir o buscar constructores, vaya a promover o buscar promotores, unos 300 pisos de ésos que llaman de lujo por un valor unitario por piso de unos 600.000 euros, 100 millones de pesetas. Es como si en los comedores sociales de los ayuntamientos sólo hubiese un menú a base de angulas y arroz con bogavante a 60 euros. El mundo al revés. Es el peaje que hay que pagar en primer lugar por tener que aguantar el entente UPN-PSN, en el que los autodenominados socialistas –“somos un partido con unas convicciones ideológicas muy arraigadas”. Sí, tan arraigadas como los percebes- dan el visto bueno a que una empresa pública asuma un riesgo de unos 60 millones de euros, exclusivamente para que los Salesianos no arriesguen una ochena y que tendrá como resultado que 300 ricos –gastarse 100 millones de pesetas en una casa es de ricos- puedan cocerse como avutardas todas las tardes de toros de julio y volver a casa sin tener que usar el coche. Esta operación, infame donde las haya, lleva en segundo lugar el tufo absoluto que inunda a la sociedad en la que nos movemos, en la que absolutamente todos –Salesianos, Vinsa, UPN, PSN, constructores, promotores- aspiran a sacar tajada, aún a costa del ciudadano normal y corriente al que le van a instalar en mitad de la ciudad y con el apoyo del Gobierno que se debería de preocupar y ocupar de él una gama de casas inalcanzable, quizá para que asuma de una vez por todas que es un puto paria. Con esta gente nos estamos jugando el futuro, increíble.

diciembre 22, 2010 Posted by | Jorge Nagore | , , , , , , , , | Deja un comentario

¡Consíguete un gato!

Txema Montero en DNN

Cuenta el escritor Patrick Leigh Fermor, el mejor autor de literatura de viajes en lengua inglesa, el origen de un dicho marinero de la región de Mani, el profundo sur griego. Parece que hubo una vez en que un capitán de barco, preocupado por la gran cantidad de ratas que infestaban su navío, llamó a un sacerdote y le pidió que llevase a cabo el servicio especial para deshacerse de ellas. Se entonaron los cánticos apropiados y el sacerdote asperjó el barco de proa a popa. Embolsándose la tarifa habitual, aseguró al capitán que ya no tendría más problemas con esos bichos: el rito jamás había fallado. “Pero hay una cosa”, dijo el cura. “¿Qué cosa padre?”. El sacerdote inclinó su barbada cabeza hacia la oreja del marino y susurró: “Consíguete un gato”. Desde entonces, la frase “conseguirse un gato” significa en círculos marítimos “garantizarse dos veces una certeza”.

El sur

Seguimos en el sur. Tancredi Falconeri, personaje de ficción, sobrino de El Gatopardo, príncipe de Salina, dejó dicho: “Si queremos que todo siga igual es necesario que todo cambie. ¿Me explico?”. El Gatopardo lo entendió y concluyó que esa Europa dormida que es Sicilia, y por extensión todo el sur -isleño o continental-, no quiere ser despertada; y que toda mano que mece la cuna no tiene otro propósito que mantener a la criatura sumida en el sueño. “El sueño, querido Chevalley, el sueño es lo que más desean los sicilianos y siempre odiarán al que pretenda despertarlos”. Sigue leyendo

diciembre 22, 2010 Posted by | Txema Montero | , , , , , , , , , , , | Deja un comentario