Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

La estupidez y la esperanza

César Hildebrandt en Pensamiento libre y crítico

“El conservadurismo mundial sólo se puede mantener desde la estupidez”


¿De dónde viene tanta estupidez? ¿Qué fábrica trabaja día y noche haciéndola? Me imagino corporaciones cenicientas planeando estupideces, creándolas, mercadeándolas, adivinando qué nuevos apetitos aparecerán, cuáles serán los mercados emergentes.

¿Ha sido siempre así?

Supongo que no. Una cosa es la ignorancia en la que Europa se sumergió durante buena parte de la edad media y otra cosa es la contenta estupidez contemporánea. La ignorancia permite la inteligencia y, muchas veces, un gran talento marcha en paralelo con la más extrema delgadez cultural. La estupidez, en cambio, es exigente y totalitaria y exige la servidumbre del sujeto, la entrega completa a sus designios, la obediencia ciega a sus mandatos.

Quizá lo novedoso -y sombrío- de este siglo es que la estupidez se ha hecho mérito y virtud. Por eso es que los estúpidos están orgullosos de serlo. Y que muchísimos de ellos son recompensados precisamente por ser estúpidos. Y que la estupidez empieza a ser, en muchos rubros, un canon, una norma, casi un requisito. O sea que ser estúpido rinde. Sigue leyendo

noviembre 1, 2010 Posted by | César Hildebrandt | , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El poder del tea party

Raúl Mendoza en Coyuntura internacional

Surgió a principios del 2009 para oponerse con tenacidad a los impuestos creados por Barack Obama con el objetivo de reimpulsar la economía norteamericana. Es un movimiento ultraconservador que busca el retorno del espíritu puritano y de aquel nacionalismo excluyente y racista tan popular en el pasado y hoy resurrecto entre los blancos.

Todos los mítines del Tea Party se parecen: agitan banderas norteamericanas y frases alusivas a la grandeza de su país, entonan canciones patrióticas y rezan. Su lema es “más religión y menos Estado”. Son considerados “la nueva derecha estadounidense” y conforman cientos de colectivos que han logrado una organización propagada de boca en boca, en las redes sociales, los blogs y las emisoras locales de radio. Se oponen a la política de impuestos de Barack Obama, la reforma sanitaria y la presencia de inmigrantes. Solo en su primer año realizaron un centenar de manifestaciones y en varios estados se les considera una opción a los partidos republicano y demócrata.

Hace unos días reunieron casi un millón de personas en Washington para “restablecer el honor de Estados Unidos”, en lo que ha sido su demostración de fuerza mayor. En la concentración –realizada en el mismo lugar donde Martin Luther King dio su célebre discurso “Yo tengo un sueño” en 1963– hablaron sus voceros más reconocidos: Glenn Beck, un presentador de radio y televisión de ultraderecha, y Sarah Palin, ex candidata a vicepresidenta por el Partido Republicano, oradora en muchos de sus encuentros y quien podría ser su candidata presidencial. ¿Qué planteaban? Un retorno a los “valores norteamericanos”, algo así como Dios, Patria, Libertad. Sigue leyendo

noviembre 1, 2010 Posted by | Raúl Mendoza | , , , , , , , , | 1 comentario