Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

La izquierda sonrojada

Jordi Barbeta en La Vanguardia

 

El ciclo socialista arranca por la izquierda, se modera antes de las elecciones y se derechiza en el poder hasta que lo pierde

Ed Miliband ha conquistado el liderazgo laborista gracias al respaldo de los sindicatos, según señalan los observadores británicos, pero lo primero que ha hecho Ed el Rojo, una vez elegido, ha sido renegar de las trade-unions en plan si te he visto no me acuerdo. Una cosa es ganar en el partido, otra ganar las elecciones y otra muy distinta gobernar. Los partidos socialdemócratas europeos suelen fijar una estrategia izquierdista en sus congresos, se moderan luego para ganar las elecciones, se derechizan cuando ejercen el poder, lo pierden a continuación, y vuelta a empezar. La gente de izquierdas de buena fe se sonroja y con razón. Padece una condena parecida a la de Sísifo, que sudaba la gota gorda subiendo una piedra enorme a una montaña y siempre, justo antes de llegar a la cima, la piedra rodaba hacia abajo y tenía que volver a empezar y a empujar.

El ciclo se repite en el tiempo y en el espacio. Los laboristas se eternizaron en la oposición durante 18 largos años desde que Margaret Thatcher venció al izquierdista James Callaghan, y sólo volvieron al poder cuando presentaron un líder tan moderado como Tony Blair, que enseguida hizo migas con George Bush y José María Aznar. En Francia, el último socialista que cantó victoria fue Lionel Jospin tras una campaña basada en la “apertura al centro”. Privatizó hasta la Air France, y perdió cuando, sonrojado, impuso las 35 horas semanales.

En España, los socialistas alcanzaron el poder cuando los centristas de UCD les regalaron su espacio y durante catorce años llevaron a cabo una política económica que nada tenía que ver con su ideario ni con su programa: liberalización económica y del mercado laboral, privatizaciones, reconversión industrial, OTAN… Luego, al PSOE se le subió el poder a la cabeza y tuvo que dejar paso al PP, que le ganó de nuevo y por mayoría absoluta cuando Almunia y Paco Frutos establecieron una alianza de izquierdas. Hubo catarsis en el 35.º congreso del PSOE y Zapatero superó a Bono por la izquierda con el apoyo de los guerristas y la UGT. Una vez en el poder, Zapatero siguió utilizando un lenguaje izquierdista que poco tenía que ver con la realidad. En su primer mandato, retiró las tropas de Iraq y aprobó las bodas gais pero los ricos se hicieron más ricos que nunca. La segunda legislatura ha sido peor, porque los pobres se han empobrecido y a los no tan pobres Zapatero les ha bajado el sueldo. Y por si fuera poco, ha emprendido un programa de reformas que la derecha jamás habría llevado a cabo, no por falta de ganas, sino porque la izquierda se lo habría impedido con una huelga de verdad y no como la del otro día. Lo triste es que se completa el ciclo y la piedra vuelve a rodar montaña abajo. Rojos sonrojados del mundo…, qué pereza volver empezar.

octubre 10, 2010 - Posted by | Jordi Barbeta | , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: