Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

La lección del PSOE con sus elecciones internas

Iñigio Lizari en Aberriberri


El PSOE se ha caracterizado a lo largo de su historia por dar lecciones de cómo no se deben de hacer las cosas, con ejemplos además, muy graves. Sin embargo, justo es reconocer que con las primarias que han encumbrado a un desconocido como Tomás Gómez, como las propias primarias que encumbraron a Zapatero, otro desconocido, nos ha dado una buena lección de democracia interna a los otros partidos políticos que bien harían en aprenderla cuanto antes.


Las primarias se iniciaron en el PSOE por cuenta del bilbaino Sr. Almunia, y es que de un bilbaino se puede esperar siempre grandeza, aunque la grandeza conseguida lo sea de forma oblicua. Joaquin Almunia con la convocatoria de aquellas primarias no buscaba democratizar su partido, sino impulsar su candidatura para dotarse de mayor legitimidad que la que le otorgaba la simple designación de su predecesor el Sr. Gonzalez. Pero le salió rana. A la rana Borrell le duró poco su croar por el aparato, pero el aparato había cambiado gracias aquella apuesta arriesgada de Almunia, y ya nunca volvería a ser el mismo. Se había sentado precedente. Almunia volvió, y volvió a fracasar. Esta vez el fracaso no vino de la militancia, sino de los votantes que le dieron la mayoría absoluta a Aznar, y Almunia demostró casta presentando su dimisión la misma noche electoral. Se plantearon nuevamente unas primarias, y el resultado fue nuevamente el opuesto al pretendido por la dirección del aparato.

¿Sucede esto entre nuestro partidos? No. Los aparatos de algunos partidos se defienden afirmando que los Estatutos garantizan que cualquier militante pueda dar su nombre, pero todos sabemos que esa supuesta democracia interna es sólo formal. La democracia interna real campa por su ausencia, es decir la democracia internar real queda en el anhelo de unos pocos que tienen el constante arrojo de criticar y enmendar unos estatutos que “prohíben expresamente las campañas electorales internas fuero de los cauces internos del partidos” y en cambio no prescriben cauce interno efectivo alguno para ese militante que osa presentar un nombre alternativo al presentado por la ejecutiva regional o nacional. Es más para facilitar que uno pueda darse a conocer en sus proyectos y en su credenciales personales, se dejan escasamente 15 días o incluso una semana entre la primera vuelta y la segunda, pero que el pescado vendido y los platos precocinados no se pierdan en el camino. La realidad es que la votaciones a candidatos a la alcaldía de las grandes ciudades no han tenido más virtualidad que ratificar unas decisiones tomado y preconcebidas en las trastienda de nuestros partidos y espaldas de la militancia. Los militantes no pueden votar de antemano a alguien que presenta un proyecto concreto con un equipo concreto, que tiene tiempo de explicárselo a la militancia,  algo que sería lo más deseable.

Y lo más grave de todo, es que a las personas que se encargan de preparar estos platos precocinados y preguntarnos después si queremos huevos con chorizo, o huevos con chorizo, se pasan todo el día hablando del derecho a decidir.

Lo más parecido a unas primarias en el seno de los partidos nacionalistas vascos se dio en el año 2004 en el seno del PNV en aquella pugna entre Joseba Egibar y Josu Jon Imaz. ¿Se planteo algún debate cara a cara? ¿Se nos repartió algún tipo de programa respecto a lo que defendía uno y otro? No. Es más, se suspendió una charla en un conocido hotel donostiarra a cuenta de orden dirigida por garantías y control que invocaba la prohibición de campañas fuera del cauce interno, ¿Pero cuál era el cauce interno? No  había. nada práctico, no se ofreció ningún cauce interno alternativo, y quienes acudieron allí se quedaron sin presentación, pero al menos se quedaron con algún “pintxo” para llevarse a la boca.

Así no podemos seguir en el siglo XXI, menos aún si queremos que los partidos se rejuvenezcan y llega sabía sana nueva porque arribistas sin escrúpulos los habrá siempre. La gente de espíritu sano sólo se afiliará si se le ofrecen cauces de participación reales y efectivos, si se le demuestra que la militancia sirve de algo, y sobre todo si se le demuestra que la militancia tiene realmente capacidad de decisión, más allá de arrimarse a un bando u otro.

Las primarias, lejos de dividir a los partidos políticos, los consolidan como instituciones democráticas, evitan que se enroquen sobre si mismos apartándose de la sociedad, y los alejan de peligro de convertirlos en sectas políticas. Las primarias son consecuencia de la madurez política, y no es por casualidad que en la mayor y más antigua democracia moderna como los Estados Unidos estén hace tiempo consolidadas, permitiendo la participación en las elecciones internas a gentes incluso ajenas al partido. Nadie que pierda la elección interna se dedica a partir del día siguiente a amenazar constante aunque veladamente con la escisión o ruptura. Trabajar por el nacionalismo institucional está bien, pero trabajar en pro de instituciones nacionalistas está mejor. Un partido nacionalista institucional convertido en una auténtica institución democrática es lo que necesitamos.

Espero por ello, que algún día, en las elecciones internas para un candidato a Diputado General dentro de cada partido nacionalista, se puedan dar unas auténticas primarias por circunscripción única para todo un herrialde a razón de un militante gipuzkoano un voto, y que otro tanto ocurra con el candidato a Lehendakari, donde esta cuestión se resuelva por una circunscripción única que abarque la Confederación Foral de Euskadi, y en donde cada habitante de esta confederación foral tenga un voto de idéntico valor. Y si entre tanto los partidos nacionalistas vascos se reducen y son más abiertos y más plurales,  se habrá dado un gran paso Y ese día podremos decir que  este paso se habrá dado tarde, pues no seremos los primeros, aunque siempre podemos decir que nunca es tarde si las dichas es buena.

octubre 9, 2010 - Posted by | Iñigo Lizari | , , , , , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: