Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

La tregua-incógnita

Ramón Zallo en Deia

Vaya por delante que la declaración de cese el fuego de ETA del 5-9-2010 es muy positiva para el país, los amenazados y la izquierda abertzale histórica. Es un paso importante en la dirección del cese definitivo de la violencia reactiva de motivación política. Es de hecho, el inicio de una nueva oportunidad para acabar este dramático capítulo de nuestra historia. De todos modos, para no caer en espejismos, nunca está de más recordar que siguen sin tregua la violencia estructural (paro, patriarcalismo, explotación…) y la violencia institucional, ilegítima pero legitimada, conculcadoras ambas de derechos humanos, civiles y políticos.

Es un cese unilateral, pero forzado por la izquierda abertzale histórica que amenazaba con un desmarque, cuando no con una ruptura, y exigido también por los mediadores internacionales. Es incondicional pero condicionado al devenir del “proceso democrático” y al conflicto de poder en el interior del conjunto del MLNV (Movimiento de Liberación Nacional Vasco). Es indefinido, pero no es permanente ni definitivo, porque puede acabarse en cualquier momento por razones internas o externas alegables como motivo. Es un cese limitado, acotado a las “acciones armadas ofensivas”, sin que sepamos hasta donde llegan las “defensivas” y además sin verificación internacional (no les da vela a los mediadores). Es una tregua-incógnita. Sigue leyendo

septiembre 9, 2010 Posted by | Ramón Zallo | , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

¿Fractura social catalana?

Francesc-Marc Álvaro en La Vanguardia

De buena fe o tratando de crear alarma, se relaciona el crecimiento del independentismo con el riesgo de fractura social en Catalunya. Este verano, algunas personalidades, entre ellas el presidente de la Generalitat, han hecho referencia a ello. Unos reflexionan seriamente sobre el impacto que puede tener en la cohesión civil un aumento del número de partidarios de un Estado catalán y otros utilizan el fantasma de la ruptura interna como freno. Joan Majó, ex ministro de Industria y voz sensata dentro del campo socialista, escribía lo siguiente, pocos días después de la manifestación del 10 de julio: “Tal vez la imbecilidad de algunos agresores de fuera lo puede acelerar, pero no creo que el independentismo nos resuelva nada a corto plazo y, sin mayoría, podría conducir a la fractura social”.

El condicional que usa Majó señala un punto de cautela intelectual imprescindible cuando hablamos de un fenómeno en marcha, que presenta muchos prismas nuevos y poco comparables con otras épocas y otros territorios. Lo paradójico y revelador es que, en el mismo artículo, Majó describe, sin decirlo, una de las claves del crecimiento independentista de los últimos tiempos: “Estoy dispuesto a ser español siempre que no se me obligue a ser menos catalán de lo que soy y mientras el Estado me defienda a mí, mi nación, mi lengua, el futuro de mis nietos y todo aquello con lo que me identifico. Ahora no veo que sea así”. Son palabras escritas serenamente por un ex ministro de España. Para muchos, el problema no es el independentismo, sino el diagnóstico que formula Majó. Un diagnóstico que es la antesala del nuevo independentismo social, al margen de siglas, capitostes y pugnas personalistas, ciertamente ridículas. Lo nuevo de este momento es que el diagnóstico de Majó, con estas u otras palabras, es asumido por sectores que siempre habían imaginado Catalunya en España. Sigue leyendo

septiembre 9, 2010 Posted by | Francesc-Marc Álvaro | , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

¿”White trash”? Cuidado con el fuego

Antoni Puigverd en La Vanguardia


El fracaso del PSC encuentra inquietante correlato en una esquina ultraliberal de CDC

Mientras el PSC, según la encuesta que publicábamos ayer, se desploma y coquetea con la hecatombe, CiU rompe su progresión hacia la mayoría absoluta. Pronto sabremos si la pérdida de gas de CiU equivale al respiro que se regala el alpinista cuando ya divisa la cumbre o si se trata de lo que en ciclismo se llama una pájara: una irreparable pérdida de glucosa en el momento de la verdad.

El PSC se desangra, víctima de su éxito. Un éxito paradójico. El poder que ha acumulado en los últimos años es colosal. Ningún partido ha tenido tanto poder en la Catalunya contemporánea. Sin olvidar su conexión preferente con el mundo cultural, mediático y universitario, tradicionales fábricas de ideología. Y sin embargo, su discurso ha quedado siempre eclipsado por el nacionalismo catalán (y, en menor medida, por el español). Sea cual sea el resultado de las elecciones, puede ya afirmarse sin temor a exagerar que el PSC ha fracasado en su intento de responder a los retos que se impuso en el congreso de la unidad socialista de 1978. Como el haz y envés de una hoja, aquellos retos carecen de sentido el uno sin el otro. Este era el haz: articular la relación entre Catalunya y España en términos de un federalismo que hoy llamamos asimétrico: conseguir para Catalunya el tipo de relación que el PSC mantiene con el PSOE. El envés del reto del PSC se formularía así: la sociedad catalana, dividida en dos al inicio de la democracia por razón de lengua u origen, debe tejer una síntesis para devenir un solo pueblo. Sigue leyendo

septiembre 9, 2010 Posted by | Sin categoría | , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario