Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Barcina y los toros

Abarria en Erreniega

Hace unos días, Yolanda Barcina hizo unas declaraciones sobre los festejos taurinos que le han supuesto algún que otro tirón de orejas incluso de medios cercanos como el propio Diario de Navarra. La alcaldesa de Pamplona y líder de UPN se permitió afirmar que quien no defienda la tradición taurina de Navarra “no defiende verdaderamente nuestra tierra”. Creo que puede ser excesivo pensar que se trate de unas declaraciones medidas que pretendan dar a Barcina una mayor notoriedad (por aquello de que una por una que hablen de mí, aunque sea bien) visto que no recupera la ventaja que tiene Uxue Barkos en todas las encuestas del CIS y previendo que tampoco su recorrido por las fiestas patronales de las distintas localidades navarras le vaya a dar demasiados réditos.

Siempre ha creído que la identificación de las corridas de toros con cuestiones identitarias de la idea de España, y de Navarra en este caso (de las “tradiciones de la tierra” como dicen algunos), respondía más a intereses del nacionalismo español que a necesidades del nacionalismo catalán, y es ahí donde hay que ubicar las palabras de Barcina. Ella, como dirigente de UPN, y candidata a ser la Presidenta de la Comunidad tiene claro qué es lo que deben pensar los navarros y navarras de bien y cuáles son las tradiciones buenas y cuáles las no tan buenas o contaminadas. No es algo nuevo en Barcina, sino que responde a una manera de pensar muy propia del navarrismo, muy aficionado desde hace muchas décadas a fijar cuál es el discurso oficial sobre la identidad de Navarra marcando una frontera entre buenos navarros y malos navarros, entre personas de bien y “revolvedores”.

Se trata de una actitud muy propia de viejos nacionalismos y que el navarrismo (como buen nacionalismo español excluyente que es) ha perfeccionado desde sus años de gloria bajo el régimen franquista. Las palabras de Barcina me volvían a traer a la cabeza algo que escribí con motivo de la última reforma del Amejoramiento que se ha llevado a cabo:

“Hoy, como hace 28 años, el navarrismo […] ha escenificado cuál es LA IDENTIDAD de Navarra y quiénes son sus intérpretes, obviando y marginando a quienes piensan diferente y, por si acaso, también a quienes piensan parecido.

El bien de Navarra debe prevalecer incluso contra el criterio de los navarros y navarras. Para evitar que éstos puedan equivocarse el Oráculo foral (el Gobierno de Navarra) debe permanecer a salvo, lejos del nacionalismo vasco. Ésta, y no la libertad, ha sido siempre y desde siempre la regla básica de todo buen navarrista. El respeto a la voluntad de los navarros se puede sacrificar cuando de lo que se habla es del ser de Navarra”.

Estas palabras sirven para explicar las declaraciones de Barcina porque lo que ella ha dicho no es sino un ejemplo más del verdadero sentido que el navarrismo da a la palabra “libertad”: hacer lo que se debe hacer siguiendo las directrices que marca la verdadera y única identidad de Navarra (y/o España). Más vale que les tenemos a ellos para decirnos qué, cómo y cuándo hacer, no fuese que, perdido el rumbo, nos diera por cometer el tremendo pecado de pensar algo distinto.

septiembre 1, 2010 - Posted by | Abarria | , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: