Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Carnés de buenos y malos

Editorial DNN

Barcina busca protagonismo con la arrogante, antidemocrática y excluyente idea de que los navarros y navarras que no apoyan los toros, no defienden Navarra, y de paso desviar la atención de su gestión económica en Pamplona.

Barcina tropieza en la peor actitud de la clase política y se arroga la prepotente e inútil capacidad de distribuir a su antojo carnés de buenos o malos navarros y navarras en función de que sus opiniones coincidan o no con las suyas o con sus intereses mediáticos a la hora de agitar la opinión pública: según Barcina, quien no apoya las corridas de toros, no defiende Navarra. En realidad, no se trata sino de una enorme estupidez, pero muestra en toda su penosa realidad el concepto de Barcina sobre la democracia, la libertad de expresión y la libertad de opinión -todos ellos derechos civiles y políticos democráticos-, según su pedestre y políticamente interesada interpretación de la Navarra real. Una actitud excluyente que pretende anular la pluralidad de la sociedad navarra democrática del siglo XXI. Evidentemente, el debate sobre el futuro de la tauromaquia y de las corridas de toros está en la sociedad y aglutina opiniones diferentes con argumentos de peso en favor de una actitud u otra, y también en Navarra donde la presencia de los toros en la cultura y la fiesta popular ha sido y es una realidad social, económica y cultural muy anterior a que el franquismo y el nacionalismo español político y mediático más casposo asumiera este debate como una eje de su estrategia. Y tan malo como esa falta de respeto antidemocrática a la capacidad de juicio y de criterio de aquellos navarros y navarras que no piensan igual es la evidencia de que Barcina intenta agitar este debate de forma manipulada y tergiversada -siguiendo el discurso más populista y demagogo del PP-, para desviar la atención de los muchos problemas que están acosando su gestión al frente del Ayuntamiento de Pamplona-Iruña: problemas de deuda y mala gestión económica de los recursos comunes en plena crisis económica, problemas de enfrentamiento permanente con todo tipo de colectivos sociales, culturales y populares y vecinos y problemas electorales ante la incertidumbre de su candidatura tras la división de UPN y PP. Y también evidencia la necesidad de buscarse todo tipo de argumentos para ocultar la falta de una propuesta ciudadana y política de convivencia y desarrollo común diferente a la de la confrontación y el barullo. Ya no son malos navarros y navarras sólo quienes apuestan por la lengua y cultura vasca de esta tierra, también aquellos a quienes no les gustan las corridas de toros. ¿Quiénes serán los siguientes excluidos de esa imaginaria Navarra oficial?

agosto 16, 2010 - Posted by | Diario de Noticias de Navarra | , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: