Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Socialistas en su laberinto

Antoni Puigverd en La Vanguardia


El aspecto más relevante de la encuesta del CIS, publicitada ayer, es el naufragio general de la clase política. Un suspenso contundente, que comentaré, si les parece bien, en una próxima columna. El otro dato, el hundimiento del PSOE, siendo impactante, se daba por descontado. Aparentemente, Zapatero ha sido cazado por la crisis. Así se consuelan sus palmeros. Como las naves de Felipe II ante las costas británicas, Zapatero sería víctima de los elementos. Nada más lejos de la realidad. Zapatero se desangra víctima de su propia política. Una política fundada en la táctica miope, pero ventajista, con la que pretendía enfrentarse a un desafío de carácter estructural.

Este era en síntesis el desafío. De la misma manera que en Catalunya lo que Gramsci llamaba “hegemonía moral” está en manos del catalanismo (fragmentado en diversas corrientes que se disputan la autenticidad y demonizan a los tibios), en el resto de España tal hegemonía está en manos del españolismo. Un españolismo que encarna el PP, pero que se recalienta hasta provocar constantes tempestades de fuego solar debido a la insomne competición de los cuatro grupos mediáticos madrileños. El PSOE de Zapatero no forma parte de ninguna de estas dos corrientes sentimentales (el de Bono, de haber conseguido el liderazgo, seguramente sí). Sigue leyendo

agosto 9, 2010 Posted by | Antoni Puigverd | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

La última “boutade” económica de las derechas

Vicenç Navarro en vnavarro.org

Este artículo critica las propuestas hechas por la canciller Merkel, el presidente Sarkozy (y Rajoy en España) de introducir cambios constitucionales que prohíban a los estados incurrir en déficits y deudas públicas. El artículo muestra los errores en los que se basan estas propuestas.


Una de las ideas más dañinas que las derechas en la Unión Europea (Merkel, Sarkozy, Rajoy) están proponiendo es incluir una enmienda en la Constitución de sus países que prohíba al estado tener déficits públicos. Se argumenta que los estados tienen que comportarse como las familias y que, por lo tanto, no deben gastarse más de los que ingresan. Esta postura, ampliamente extendida en medios conservadores y neoliberales, se basa en varios errores. Uno de ellos es que desconoce el comportamiento económico de las familias. En realidad, las familias se endeudan constantemente. Muy pocas son las familias que cuando compran una vivienda o un coche, por ejemplo, pagan su coste total en efectivo. La mayoría se endeuda. Sin endeudarse, las familias no podrían mantener sus niveles de vida. Pues lo mismo ocurre con el Estado. De ahí el déficit y la deuda pública. Sigue leyendo

agosto 9, 2010 Posted by | Vicenç Navarro | , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Nueva cultura política y desarrollo nacional

Martín Beramendi y Joxean Rekondo en Diario Vasco

La nueva cultura política es un impulso de renovación y de cohesión democrática, de mayor implicación recíproca entre la ciudadanía, sus necesidades y aspiraciones sociales, y la política.

Al hablar de cultura política, queremos señalar la importancia de compartir colectivamente un fondo de valores, normas y actitudes que ayudan a cohesionar y afianzar la vida social y su integración con las instituciones públicas. Algo que compartimos o aspiramos a compartir, sin pretender una uniformidad que perjudique la sana articulación de las diferencias inherentes al pluralismo. Hemos asistido, en los últimos tiempos, a un claro declive de la cultura política que, conformada durante los largos años de resistencia y en el marco de las expectativas de la restauración democrática, ha predominado entre los grandes partidos que han pugnado por protagonizar la política de los vascos desde entonces. Una cultura sólida que, sobre la base de una potente y activa imbricación social, había legitimado -pese a las reservas de una minoría autoexcluida- las instituciones de gobierno recuperadas tras la dictadura y había confiado también en la labor de los partidos, en cuyas manos recae la responsabilidad de la gestión institucional. El desgaste de este modelo se ha debido a varias causas. Sin pretender ser exhaustivos, podríamos decir, en primer lugar, que los partidos políticos se han ido cerrando en sí mismos y les cuesta adecuar sus programas y actividades a la respuesta a unas demandas sociales en constante transformación. Y en segundo lugar, que la irrupción de prácticas administrativas dañinas para el interés público y para la relación de transparencia entre política y sociedad es también un relevante factor de la pérdida paulatina de la confianza social en la política. Sigue leyendo

agosto 9, 2010 Posted by | Joxan Rekondo, Martin Beramendi | , , , , , , , , , | 2 comentarios