Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

¿Qué sabemos de J. C. Flowers?

Er Jimi en La Txistorra Digital

J.C. Flowers & Co. es una firma de inversión privada de origen norteamericano que se dedica a invertir los fondos con los que cuenta en el sector de los servicios financieros. Sabemos eso y que sus responsables han anunciado que suscribirán cuatrocientos cincuenta millones de euros de deuda de Banca Cívica. Pero, ¿alguien ha explicado dónde ha invertido hasta ahora su dinero y cuál ha sido el resultado? ¿Alguien conoce su estrategia o modus operandi?
Según los datos facilitados por Banca Cívica, J.C. Flowers “cuenta con inversiones por valor de diez mil millones de dólares en entidades financieras por todo el mundo”. De todas ellas, fuentes del sector financiero consultadas por Castigado Contra la Pared, destacan la participación que la norteamericana ha tenido en entidades de primer nivel como Shinsei Bank, NIBC Bank, Hypo Real Estate Group, HSH Nordbank o, Fox-Pitt Kelton Cochran Caronia Waller.
Un poco de historia
El Shinsei Bank se convirtió en 1989 en el primer banco japonés nacionalizado por el Gobierno de aquel país debido a los problemas de deuda que arrastraba y que se vieron incrementados con la crisis inmobiliaria sufrida por Japón en la década de los noventa del siglo pasado. J.C. Flowers & Co. formó parte del consorcio de compañías extranjeras que se hizo cargo del Shinsei de tal modo que hoy desempeña un papel clave en la entidad nipona. Hasta el pasado mayo, su dirección mantuvo conversaciones para fusionarse con la japonesa Aozora Bank con la que, finalmente, no se llegó a ningún acuerdo debido a diferencias sobre capitalización y la estrategia que se debía seguir.

NIBC Bank, por su parte, es una entidad holandesa que, como en el caso anterior, es propiedad de un consorcio de instituciones financieras internacionales a cuya cabeza se sitúa, una vez más, J.C. Flowers. Las últimas informaciones de NIBC Bank que Castigado ha podido confirmar con diversos gestores es que Standard and Poors les bajó el grading alegando que los accionistas no eran suficientemente sólidos para aportar una garantía de capital y solvencia”. Igualmente, “también tuvieron pérdidas por una operación fallida de derivados”, recordaron.
Hypo Real State Group puede ser el nombre más conocido entre las inversiones más importantes realizadas por la referida firma norteamericana ya que este banco alemán, junto con Banca Cívica, se incluye entre las siete entidades de toda Europa que no superaron las ya famosas pruebas de estrés de finales de julio. Pues bien, aquí también aparece el nombre de J.C. Flowers que, incluso, llegó a poseer el veinticinco por ciento de Hypo con un precio por cada acción de más de veintidós euros y medio. Finalmente, la canciller alemana Ángela Merkel decidió en octubre del año pasado rescatarlo, pagar a los propietarios (incluido J.C.) 1,30 euros por acción y nacionalizarlo.
En cuanto al HSH Nordbank, un banco alemán del que J.C. Flowers posee un nueve por ciento de las acciones, también tuvo que reestructurar su capital por su exposición a las subprime; mientras que del británico Fox-Pitt Kelton Cochran Caronia Waller, éste fue adquirido justo hace ahora un año por Macquarie Group, el mayor banco de inversión de Australia.
Conclusiones y preguntas
Vista la forma de actuación de J.C. Flowers & Co., varias fuentes del sector financiero consultadas por Castigado contra la Pared coincidieron en que “suelen hacer casi siempre la misma operación”. Es decir, la firma siempre se muestra interesada en comprar una participación en un banco “con problemas”. Así ocurrió, por ejemplo, a principios de junio cuando sus representantes preguntaron por la situación de Caja Sur, entidad cordobesa en graves problemas que fue expedientada por el Banco de España y entregada a la BBK.
Un segundo aspecto común que esas mismas fuentes también destacan es el hecho de que casi todas las entidades en las que han buscado y han logrado entrar, menos Fox Pit, “eran públicas o recientemente públicas”. A partir de ahí, tras la toma de control, la primera decisión, según explicaron, “consiste en formar un consorcio de inversores, normalmente con otros bancos o fondos financieros pertenecientes a bancos” con el objetivo de salir a bolsa. Si esto último no es posible, “buscan a otro banco o a otros inversores para que les compre a ellos”, señalaron los distintos analistas con los que se ha puesto en contacto este blog.
Según esos expertos, el desarrollo y ejecución de estas operaciones “suele tardar entre cuatro y seis años” y los resultados suelen ser desiguales. Por ejemplo, en los casos referidos de Alemania, Japón u Holanda, las fuentes a las que recurrió este blog no tuvieron problema en valorar negativamente el logro obtenido. En palabras de uno de esos expertos, “les ha ido fatal”.

Finalmente, las preguntas que se suscitan son claras: ¿alguien sabe exactamente si la estrategia que va a seguir Banca Civica será similar o no a los casos citados? ¿Es esa la estrategia que más le interesa a un modelo como el de Banca Cívica?

agosto 6, 2010 - Posted by | Er Jimi | , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: