Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Iruña biodiversa

Parece una metáfora poco creíble en estos tiempos de política rastrera, pero dicen los expertos que en Pamplona los anfibios y reptiles están de capa caída. Que en las ultimas cuatro décadas, su censo ha descendido en un 20 % y que son la rana verde, el sapo partero y varios tipos de culebras los que peligran porque nos hemos cargado sus charcas y humedales con el vicio de ajardinar y segar todas las orillas, y porque ahora les robamos también su lugar en las piedras calientes de los fosos y murallas. De las pocas que resisten son la salamanquesa común y la lagartija ibérica o segundilla. La realidad es que los ciudadanos no vemos a estas especies, que se ocultan esquivas a nuestros ojos. Nuestra verdadera alegría ciudadana son las aves y el Ayuntamiento nos ha dado una inyección de autoestima con el inventario de su biodiversidad: resulta que en Pamplona tenemos censados casi millar y medio de pájaros de cincuenta especies diferentes. Millar y medio repartidos por todos los barrios y no sólo en parques y jardines; millar y medio que muestran que, como nosotros los humanos, las aves tienen también gran capacidad de resistencia a las adversidades urbanísticas y a la contaminación, que se adaptan como pueden a monstruos como el tráfico, las talas y las obras y que son capaces de hacer frente a las amenazas de concejales, constructores, leñadores y agoreros. A los que están hartos de invasiones de gorriones y deyecciones de palomas, los ornitólogos les dicen que Pamplona es algo más que eso: que hay vencejo, jilguero, estornino, verderón, verdecillo, urraca, avión, mirlo, tórtola y muchos más. Nosotros aportamos la cita de un txantxangorri que anda en el árbol que se mete por la ventana de nuestro piso. No sé si estará censado, pero viene a comerse las migas y tenerle con nosotros hace que nos encante vivir aquí. “La nuestra es una ciudad biodiversa”, declara como un piropo el Concejal Delegado de Desarrollo Sostenible, seguramente queriendo destacar que la biodiversidad de Iruña es alta, la biodiversidad de especies animales e incluso vegetales. La biodiversidad humana ya es otra cosa, tanto que no parece tener mucho valor para el equipo de gobierno: ni la humana ni la social ni la política ni la racial, y menos la lingüística. Aquí, si eres muy biodiverso, o biodiversa, ni te cuentan en el inventario de especies.

Pili Yoldi en Diario de Noticias de Navarra

marzo 25, 2010 - Posted by | Pili Yoldi | , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: