Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Amejoramiento, oportunidad perdida

La limitada reforma del Amejoramiento que han pactado UPN y PSN -y que al parecer firmarán el próximo 18 de marzo en Pamplona Miguel Sanz y el ministro Manuel Chaves-, adolece de los mismos lastres que el texto arrastra desde 1982. En primer lugar, la exclusión en el proceso de debate sobre los nuevos contenidos de una parte importante de la sociedad navarra; como entonces, los sectores políticos abertzales y de izquierdas pese a que en conjunto tienen el apoyo electoral de más de 100.000 navarros. En este caso, además, la exclusión ha alcanzado también al PP, partido que tras la separación del bloque UPN-PP ha quedado fuera de las negociaciones. Sólo que el PP en el Congreso y en el Senado es imprescindible para la aprobación de las reformas, lo que deja al pacto UPN-PSN al albur de su renegociación con los populares en los próximos días. En segundo término, oscurantismo y falta de transparencia. Ni siquiera han aceptado que el Parlamento de Navarra fuera el foro de debate e intercambio de propuestas. Y por último, se vuelve a evitar que el Amejoramiento -ahora con sus modificaciones-, se someta al refrendo democrático. Las reformas tampoco reflejan una adecuación real a las demandas y necesidades de la evolución de la sociedad en estos 28 años: de hecho, las de mayor calado político -como la regulación de la presencia de Navarra en aquellos asuntos de la UE que le afecten directamente o la apertura de un nuevo periodo legislativo de cuatro años en caso de adelanto electoral-, han sido reivindicadas durante años y ahora se mezclan con cuestiones protocolarias como la inclusión en el texto del Defensor del Pueblo o del Consejo Audiovisual o la cita a las figuras del presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra o del Fiscal Superior. En esta reforma, se obvia de nuevo la voluntad mayoritaria en favor de extender la enseñanza en euskera a todo el territorio de Navarra. Y se opta por cambios descafeinados en lugar de abordar una mejora profunda de las posibilidades del autogobierno foral- por ejemplo, las más de 20 transferencias pendientes desde el pacto de 1982 que no han llegado a Navarra, entre ellas la gestión de la Seguridad Social-, como instrumento social, político y económico para afrontar los retos de la sociedad navarra en este siglo XXI. La reforma, así planteada, tiene mucho de otra oportunidad perdida para alcanzar un consenso integrador del conjunto de la sociedad navarra.

Editorial Diario de Noticias.

marzo 15, 2010 - Posted by | Diario de Noticias de Navarra | , , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: