Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Comunicado de la Asociación Vecinal de San Jorge-Sanduzelai: ¿Por qué siguen mintiendo el Ministerio del Interior y la empresa SIEP en el asunto de la nueva cárcel?

¿Por qué siguen mintiendo el Ministerio del Interior y la empresa SIEP en el asunto de la nueva cárcel?

Cuando a primeros del actual febrero se conocieron las declaraciones del responsable de la empresa SIEP, constructora de la cárcel, en las que decía que se iban a arreglar e indemnizar los daños causados por las voladuras empleadas para desmochar el cerro central de las colinas Santalucía-Soltxate, pensamos que querían quedar bien ante el vecindario y las empresas de San Jorge, Buztintxuri y Agustinos.

Ya que el daño gordo, el de fondo, como es la destrucción de una Reserva Natural y Paisajística de un millón de metros cuadrados, nos lo quieren hacer tragar por la fuerza a toda la población de Iruñea y la Comarca, van a tratar de lavar su imagen con unos arreglos que les resultan una irrisoria cantidad de dinero respecto del total del proyecto. Como se suele decir, el chocolate del loro.

Bueno pues ni siquiera eso. Tras consultar con las más de 110 denuncias canalizadas a través de esta A. Vecinal, el resultado es CERO VISITAS de las que el responsable de la SIEP decía que su compañía de seguros había realizado para elaborar luego los correspondientes informes. Ni visitas, ni contacto telefónico ni inspección técnica alguna. Así que, nos tememos que tampoco en eso, que tan fácil lo tenían, sean capaces de quedar bien.

Y es que las mentiras de esta gente vienen de lejos. Según ellos:

Para construir la cárcel nunca se pueden utilizar terrenos con pendientes medias superiores al 3%, salvo en circunstancias especiales, pero incluso entonces jamás deberán superarse las del 6%. La zona de colina utilizada tiene pendiente media del 12%.

Las parcelas sobre las que se construya, en ningún caso deben tener, en su estado original, cotas altas y bajas con diferencia superior a 6 metros de altura. Han tenido que desmochar 24 metros de cerro, como un edificio de 8 plantas.

No debe existir en 2000 metros a la redonda de la parcela destinada a cárcel ningún punto de altura dominante desde la que pueda ser observable. Aquí vamos a tener dos cerros dominando la cárcel, uno al oeste, a 165 m. y otro al este a 150 m.

En el caso de Santalucía-Soltxate se iba a comprar toda la reserva, el millón completo de metros cuadrados, para convertir todo lo que no fuera cárcel en un auténtico vergel para disfrute público. No se lo creían ni ellos pero había que dorar la píldora.

Y podríamos seguir hablando, del falseamiento del proceso de selección del lugar para la ubicación, del engaño con el número de plazas, del cambio apresurado y no explicado en la redacción del proyecto, de la falta de luz y taquígrafos en las distintas fases hasta el comienzo de las obras, de la negativa rotunda a admitir la participación no sólo ciudadana, sino ni siquiera del Ayuntamiento.

Ahora nos encontramos además con que los sondeos y catas geotécnicas que se realizaron el primer semestre de 2009 no sirvieron de nada porque el subsuelo “es en su mayoría de arcillas blandas”. De la opinión de la empresa que hizo esos sondeos, si va a devolver o no lo que cobró, si se le va a pedir indemnización por la necesidad de recalcular los cimientos con un incremento del coste de 5 millones de euros, y de otros flecos que requerirían explicación no nos dicen nada. Por cierto, ¿qué necesidad hay de emplear voladuras para remover arcillas blandas?

Creemos que las voladuras, no previstas inicialmente, fueron improvisadas para acelerar el curso de las obras y dar pública, y bien sonora, información de que se estaba trabajando a destajo, con la intención de desanimar a los opositores a la destrucción de la Reserva e influir en la decisión del Tribunal Supremo. Ello trajo como consecuencia la falta de información sobre los días y horas de las explosiones, la imposibilidad de tomar precauciones, el que Ayuntamiento y Gobierno de Navarra se lavaran las manos y no se hicieran cargo, a través de sus técnicos y policías, de la seguridad de personas y bienes, colocación de testigos y constatación de daños.

Y todo ello cuando a lo mejor, el Supremo tiene todavía que decidirlo, hay que deshacer lo hecho y restaurar el estado original del monte Soltxate-Santalucía. ¡Ójala sea así!

Por si no conocéis el reportaje de las afirmaciones del responsable de la SIEP, aquí teneis  el enlace.

Asociación Vecinal de San Jorge – Sanduzelai en su blog

febrero 27, 2010 - Posted by | Asociación Vecinal de San Jorge-Sanduzalai | , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: