Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

I+D+i en Navarra: cuestiones previas

DECÍA Pedro Luis Uriarte en 2008 desde su función como máximo responsable de Innobasque, que desde el mundo de la tecnología se perciben tres mundos: el primero provee de tecnología, el segundo es capaz de adoptar la tecnología desarrollada por el primero, y el tercero está desconectado tecnológicamente. Situaba a la Comunidad Autónoma Vasca en el segundo, y vaticinaba que si no se era capaz de hacer esa transformación global, poco a poco iría siendo desplazada y entraría en un proceso de decadencia. Me atrevo a ubicar a Navarra en el mismo mundo tecnológico, y por lo tanto con los mismos retos claves de futuro.

En las últimas semanas hemos leído varios artículos que, con ocasión de la presentación de las estadísticas oficiales correspondientes a la I+D+i en 2008, valoran positivamente los ratios de Navarra en relación con el resto del Estado, con la media de la Europa de los 27, e incluso con el peso del gasto de las empresas sobre el total; pero a la vez muestran su preocupación por el estancamiento de los tres últimos años en torno al 1,9% del PIB, haciendo que los objetivos del III Plan Tecnológico de Navarra, gasto total en I+D+i del 3% del PIB (2% de las empresas y 1% de universidades y administraciones públicas), casi se vean como imposibles. Esa preocupación es mayor cuando constatamos que los países más avanzados superan ya en 2008 el 3% y la media de la OCDE supera el 2,2%.

Sin querer entrar en este artículo -ya habrá ocasión más adelante- en un análisis detallado de la situación y en posibles propuestas de actuación, sí creo interesante recoger aquí algunas cuestiones previas.

En primer lugar, es justo reconocer que la gran mayoría de los expertos contactados en el proceso de reflexión del Think Gaur Nafarroa 2020, más allá de aciertos o carencias, perciben de forma positiva el compromiso del Gobierno de Navarra con la innovación.

En segundo lugar, además de los indicadores globales (gasto en I+D+i sobre PIB y distribución del gasto entre sector privado, enseñanza superior y administración pública), conviene también profundizar algo más en los importes y sectores de destino. En 2007, último año del que disponemos de estadísticas oficiales de distribución del gasto en I+D del sector privado en Navarra por ramas de actividad, el gasto en I+D+i representó aproximadamente 333,9 millones de euros, de los cuales 219,2 millones provenían del sector privado, 78,5 millones de euros de la enseñanza superior y 36,2 millones del sector administración pública (esta partida entiendo que, como en 2008, fundamentalmente se destina al centro de energías renovables Cener). De los 219,2 millones de euros invertidos por el sector privado, la agricultura suponía el 2,13% (frente a un 4,4% del PIB y un 4,5% del empleo), la construcción el 1,06% (frente a un 8,85 del PIB y un 12,6% del empleo), la industria, incluida la energía, el 59,98% (frente a un 33,6% del PIB y el 24,8% del empleo) y los servicios el 36,83% (frente a un 53,2% del PIB y un 58% del empleo). A su vez, dentro de la industria, el 4,28% correspondía a la energía, el 5,13% a la industria agroalimentaria, un sorprendente 26,67% a la metalurgia y los productos metálicos, un 3,71% al papel, madera y muebles, un también llamativo 8,96% a la automoción y el restante 11,21% a otras industrias.

Estos datos generan, sin duda, varias preguntas importantes: ¿se está concentrando realmente el gasto en I+D+i en los sectores que consideramos estratégicos para el futuro de Navarra? ¿Cómo influye la fuerte dependencia del capital extranjero de algunos sectores en el gasto en I+D+i (por ejemplo la automoción)? ¿Están invirtiendo en I+D+i aquellos sectores en los que se concentra la mayor parte del empleo de Navarra? Por otro lado, no se dispone de información desglosada del gasto en I+D+i por categoría (Investigación básica, investigación aplicada, desarrollo tecnológico, por no hablar de la i pequeña), ni mayor desglose por subsectores del gasto en I+D en el sector servicios. Igualmente interesante sería conocer el destino de los 78,5 millones invertidos en I+D desde el sector de enseñanza superior (sabemos que 28,2 millones han ido al sector biotecnológico). En definitiva, ¿el gasto en I+D+i está siendo suficiente para mejorar la competitividad de los sectores de mayor peso presente y potencial futuro en Navarra?

La comparecencia del consejero de Innovación, Empresa y Empleo del Gobierno de Navarra en el Parlamento (30 de diciembre de 2009) ha permitido disponer de una visión actualizada de la participación de las empresas navarras en los proyectos de I+D+i presentados en el periodo 2007-2009 dentro del VII Programa Marco comunitario de I+D. Ha sido esperanzador comprobar que, aparentemente, al menos en número, aunque no tanto en importe (mayor peso de Pymes), los resultados han sido positivos, mejorando en 2009 los registros más tibios de 2007 y 2008.

Ojalá estos datos sean el anticipo de unas buenas estadísticas oficiales del 2009 y, sobre todo, sean un reflejo de que la economía navarra, también en la I+D+i, se está internacionalizando. La clave está en que, como decía Uriarte, la sociedad navarra en su conjunto, y especialmente los sectores llamados a ser protagonistas en la Navarra del futuro, se asienten en el primer mundo tecnológico.

Manu Aierdi en Diario de noticias de Navarra

febrero 23, 2010 - Posted by | Manu Aierdi | , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: