Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

La emergencia

Los disgustos van cayendo sobre la piel del país con la técnica del goteo, sin aviso ni preparación psicológica.

Digámoslo claro: la situación difícilmente puede ser peor. Conviene rezar al santo Murphy para que no se cumpla su ley, aunque inexorablemente se cumple. No vivimos una tragedia, pero sí una emergencia. Lo único de que presumió España en Davos (el endeudamiento) dejará de ser un orgullo en el brevísimo plazo de dos años: ¡subirá al 74 por ciento! Esta es la parte técnica de la jornada. La parte popular está en las jubilaciones, propongan o no propongan los 25 años para tener derecho a una pensión. Hay días en que asusta asomarse a las noticias. Me quedo corto: aterroriza. Y es que los disgustos van cayendo sobre la piel del país con la técnica del goteo, sin aviso ni preparación psicológica, pero con gotas que abrasan.

Ante ese panorama, les recomiendo que empiecen a coleccionar los recortes de prensa que recogen las actitudes de nuestra clase política: constituyen una antología del trampeo, del descaro, del oportunismo y la frivolidad. Debo aclarar que el Gobierno, al menos, conoce los datos del drama. Ya no está en el olimpo de la bondad infinita y la falta de patriotismo. Ya nota cómo el agua le llega al cuello y siente la asfixia de los brazos de la bancarrota. Aguijoneado por la tremenda realidad, está efectuando un viraje hacia soluciones que hasta ahora consideraba poco menos que como fachas. Empezó por la elevación de impuestos, siguió por la jubilación y desembocará mañana en la reforma laboral, ese concepto que no quería ni escuchar. A la fuerza ahorcan, queridos gobernantes.

Pero, diablos: no sé qué táctica utilizan, que nada se transforma en hechos. La ley de Economía Sostenible no acaba de nacer. La jubilación se queda en una propuesta, sometida a los vientos del trajín de partidos y sindicatos. La cotización desemboca en un desmentido. Y la reforma laboral también saldrá como propuesta. Se quiere convertir a España en un inmenso debate, más periodístico que otra cosa, sin una medida tomada. Al revés: esta técnica del sondeo sólo está sirviendo para decir que el Gobierno no sabe presentar sus iniciativas, que equivale a decir que no sabe gobernar.

Y no nos perdamos las joyas de la oposición. Si se anuncia un mal futuro para el sistema de pensiones, el PP comunica que ocurrirá dentro de 25 años; hay que resolver lo de ahora. Claro: es ahora, no dentro de un cuarto de siglo, cuando Mariano Rajoy se juega el poder. Si José Luis Rodríguez Zapatero asume reformas que la derecha exige, el PP responde que Zapatero se equivoca de prioridades. Por supuesto, practica una oposición populista, ecologista cuando conviene o nuclear para llevar la contraria. Y así, entre unos y otros, van pudriendo la situación. Los unos, mendigando apoyos que nadie les quiere dar. Los otros, a la caza de votos, que alguno puede caer. Divertido, ¿verdad? Sin duda. Lo malo es que las arcas públicas, las empresas, los cuatro millones de parados, son el reflejo diario de una emergencia nacional.

Fernando Onega. La Vanguardia.

febrero 4, 2010 - Posted by | Fernando Ónega | , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: