Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Cosas del 2010.

Los asesores del Lehendakari han elegido un mal momento para explicar la desconfianza de la sociedad hacia el Gobierno vasco como un problema de comunicación. Obama, el mejor comunicador de la última generación de políticos, también sufre en los sondeos. Salvadas las enormes distancias y la magnitud de los problemas, la dificultad a la que se enfrentan los dos es otra: hacer realidad el cambio prometido en una sociedad que no ha cambiado por el hecho de que estén ellos al mando. Toda promesa de cambio terminan ajustándose al cambio que la sociedad admite. Cuando vemos al Obama que prometió cerrar Guantánamo, prohibió la tortura y buscó el diálogo para resolver los conflictos internacionales, recuperar la guerra de Bush contra AlQaeda, la lección que debiéramos extraer no es tanto que ha dado marcha atrás en sus intenciones sino otra: va a costar mucho recuperar el terreno perdido en estos años en que un determinado diseño de la seguridad ha primado sobre la comprensión de los problemas, el respeto a los derechos humanos y las libertades democráticas.

Triste constatación de ese terreno perdido nos lo acaba de dar Basagoiti al conocer la campaña reivindicativa de sus derechos por parte de los presos de ETA: tendríamos un problema menos si llevaran la huelga de hambre hasta el final. Es cierto que sus palabras admiten una interpretación menos inhumana de lo que su literalidad expresa. Quizás se permite tomarlo a la ligera porque, lejos de creer que vayan en serio y estén dispuestos a morir en el intento, interpreta el anuncio como un chantaje más “de la banda” que sólo merece el sarcasmo. Pero aún así, del conjunto de sus palabras se desprende una consideración deshumanizada del preso sin otro destino que el de pudrirse en prisión, ni miramiento alguno hacia los derechos que detenta también en la cárcel. ¡Cuánto terreno perdido en nuestro sistema penal! Frente al propósito reinsertador de las penas de privación de libertad que informa la Constitución, lo que le preocupa es que nadie piense que hay “presos buenos” y se deje engañar.

No todo es tan negativo en este arranque del 2010. Paradójicamente, mientras el gobierno socialista de Euskadi se esfuerza por reeducar a la sociedad vasca en la normalidad del acomodo al marco constitucional, Montilla invita a los agentes sociales de Cataluña a dar una respuesta clara y unitaria a una eventual sentencia negativa del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto, y Castells, consejero socialista de la Generalitat, plantea que, independientemente de lo que pueda decir el TC, Cataluña tiene que replantearse su relación con España. Pura anormalidad, habrá que concluir. O más allá, porque Alfonso Guerra sitúa tal pretensión en la estratosfera. Más o menos, como aquel Nuevo Estatuto de Ibarretxe.

Lo positivo de esta ebullición catalanista es que nos devuelve a ese punto que quieren olvidar los adalides de la normalización vasca: la estructura territorial del Estado español es una asignatura pendiente que demanda un enfoque clarificador. Y también una decisión que no debe corresponder a la justicia sino a la política. Michel Unzueta acaba de escribir en este periódico que, se trata de saber si los problemas de la plurinacionalidad sólo se pueden resolver convirtiendo la Constitución en una jaula. En la misma línea, Ferrán Requejo recordaba en “La Vanguardia” la lección del T.S. de Canadá: lejos de ser una cárcel normativa, la Constitución es un acuerdo político y temporal, abierto y revisable de acuerdo con la voluntad de los diferentes demos del Estado.

¿Pura estratosfera? Tiempo al tiempo. Si es la sociedad la que modela a los dirigentes, y no al revés, así como vemos ahora a Obama de “comandante en jefe”, no descarten un Munilla más Blánquez que Rouco. Por cierto, me alegro de que haya tomado por fin sede y podamos juzgarle por lo que a partir de ahora dice y hace. Si Obama sabe ya que no es lo mismo ser Presidente que candidato, Munilla comprobará que tampoco lo es ser obispo de San Sebastián que párroco en Zumarraga u obispo de Palencia. O peor para él.

Mariano Ferrer.

enero 10, 2010 - Posted by | Mariano Ferrer | , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: