Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

El doble error táctico de UPN con la UPNA

El Gobierno esconde tras diversas actuaciones y trabas al centro su incapacidad para asumir la autonomía universitaria y su frustración porque el campus se escape al control.

La UPNA trabaja para responder antes del viernes a una petición del Gobierno de más información sobre el gasto de personal para aprobar los presupuestos de 2010. El esfuerzo puede ser baldío, ya que después de esta nueva traba vendrán otras que se sumarán a acontecimientos como la insólita petición de comparecencia del Rector en el Parlamento, recortes presupuestarios, presiones veladas por la apuesta a favor de la normalización lingüística y la carrera de Medicina… Frustraciones aparte, lo que subyace son dos cuestiones. La primera es que UPN aún no ha interiorizado un principio básico en toda democracia como es la autonomía universitaria. De hecho, quiere manejar la UPNA como si fuera un colegio o instituto más de su red. Lógicamente, la Universidad debe responder con transparencia y eficiencia ante el Parlamento y la sociedad navarra, pero no se puede confundir esto con la ecuación clientelista y caciquil de “el que paga manda”. Además, quien paga no es el Gobierno, sino la ciudadanía con sus impuestos. La segunda cuestión clave es que UPN no se puede permitir que exista un espacio de convivencia plural fuera del férreo control al que somete a casi todos los ámbitos sociales, económicos, culturales y deportivos de Navarra. Y mucho menos que tenga el prestigio y la carga simbólica de una Universidad. Los mandatos de Pedro Burillo y de Julio Lafuente -ambos, ampliamente respaldados en las urnas por sufragio universal- han descolocado a UPN, cuya principal líder, Yolanda Barcina, formó parte del anterior statu quo en los ocho años de Pérez Prados. La táctica de la derecha -huérfana de candidatos solventes- parece ser asfixiar al Rectorado para que el campus se vuelva contra él con el mensaje implícito y pragmático de que con un equipo afín al Gobierno tendríamos dinero y margen de maniobra… Sin embargo, UPN yerra en su empeño tanto interna como externamente. A nivel universitario, porque no está logrando otra cosa que cohesionar al campus tras la figura de un rector y un equipo con una imagen de honestidad. A nivel general, porque la Universidad ha calado muy hondo ya en todas las clases sociales y sectores ideológicos de Navarra, cuya sociedad no entenderá que un Gobierno no distinga entre intereses institucionales y partidistas a costa de deteriorar la imagen del centro que ha democratizado la enseñanza superior en Navarra y que será un motor fundamental para salir de la actual crisis económica.

Diario de Noticias. Editorial

enero 4, 2010 - Posted by | Diario de Noticias de Navarra | , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: