Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Cuando a uno le pierden el respeto

El Gobierno de España está algo más que deshilachado. Hay días en que parece a punto de caer en barrena. La ley de Economía Sostenible, tantas veces anunciada como la Armada Invencible contra la crisis, ha naufragado nada más ser botada. Se trataba de propulsar la idea de que “hay futuro” y el primer efecto ha sido una revuelta de usuarios de internet. No existe problema pequeño o mediano que no se agigante estos días. Pelota que chuta el Gobierno, pelota que rompe una ventana.

Es un bache sombrío. Uno de esos baches que se producen en todas las segundas legislaturas. ¿Un simple y episódico bajón? Quizá no. Atención al dato: la gente de a pie comienza a emitir señales de pérdida de respeto a la autoridad. En los últimos días se han producido al menos dos escenas de protesta ciudadana en el Congreso de los Diputados, al abrigo de las jornadas de puertas abiertas del 6 de diciembre. El pasado viernes un joven aprovechó la lectura pública de un artículo de la Constitución para lanzar desde la tribuna una proclama contra los sindicatos españoles (en su opinión demasiado pasivos ante la crisis), y ayer un grupo de visitantes organizó un auténtico happening prosaharaui en el mismo hemiciclo.

Es verdad que la oposición y la prensa conservadora o derechista de Madrid (en estos momentos excitadísima: cuatro diarios compitiendo sin descanso por el mismo segmento de la opinión pública), nunca han dado tregua a Zapatero. Nunca le han perdonado nada, pero el de León logró ganar las elecciones del 2008. Ahora es mucho más complicado. La crisis radicaliza todos los malestares atomizados, los problemas se acumulan, las torpezas, tensiones, celos y recelos en el seno del Gobierno se acentúan, las teorías de George Lakoff paren ideas de bombero en la calle Ferraz (manicomial mitin del PSOE, con cinematográfica alfombra roja, dos días después del drama del barco Alakrana), y vencen las grandes facturas aplazadas (el Estatut). El vapor sale por las juntas y no basta con tener a los sindicatos a favor.

Enric Juliana

diciembre 8, 2009 - Posted by | Enric Juliana | , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: