Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

Socialistas a contrapelo

Lo que para los socialistas navarros se presumía como una semana grande por la tan ansiada rúbrica del convenio para la construcción del TAV, que hoy acontecerá con la pompa y el boato de las citas históricas, se ha visto jalonada sin embargo por dos iniciativas de Zapatero que, contradictoriamente, neutralizan el eventual efecto proselitista, de guiño al electorado afín a UPN ante los comicios europeos de junio, que conlleva la firma entre Sanz y Blanco. Acuciado por unas encuestas que le son esquivas, Zapatero ha retomado su consabida fórmula de movilizar a los sectores más progresistas e ideologizados, así como a los jóvenes, mediante la dispensación sin receta de la píldora postcoital y el aborto sin restricciones hasta la semana 14, también para las menores de edad y sin consentimiento paterno. Una estrategia que, obviamente, complica hasta el extremo que quienes en el pasado, antes de la ruptura entre populares y regionalistas, votaron al PP tanto en las elecciones generales como en las europeas -aunque fuese con la intermediación de UPN- puedan reorientar ahora su sufragio hacia la candidatura de López Aguilar. Lista que, por los demás, no incorpora a ningún navarro en puestos de salida, no como la de Mayor Oreja, que integra a un joven, Pablo Zalba, que no generará pasiones, pero tampoco recelos. Así que, lamentablemente para el PSN, quedan más que comprometidas sus ilusiones, tan legítimas como en apariencia desmesuradas, de poder ganar las elecciones de junio en la Comunidad Foral a partir de los 60.000 incondicionales que no le han abandonado ni en los peores momentos y contando, tal vez de forma prematura, con una desmovilización del electorado de UPN ante la no concurrencia de esa sigla. En cualquier caso, los prebostes monclovitas se hallan expectantes ante el resultado en Navarra para poder atisbar, siquiera someramente, el vigor del liderazgo de Roberto Jiménez, así como sus posibilidades a dos años vista, con motivo de las próximas elecciones autonómicas, de alcanzar los 90.000 votos y estar en condiciones de hollar los 15 escaños. Habida cuenta de que con la irrupción del PP se da por descontado que UPN bajará de los 20 parlamentarios forales, el PSOE entiende que esa diferencia avalaría al PSN para intentar gobernar en solitario, con un apoyo para la investidura de NaBai e IU. Claro que, para que tal planteamiento fuera factible, la coalición vasquista debería, primero, extraviar su condición de segunda fuerza electoral y, por añadidura, acceder al sostenimiento de Jiménez al frente de la Diputación sin formar parte del Gobierno. Hoy, política-ficción. Mañana, chi lo sa .

VICTOR GOÑI

noviembre 12, 2009 - Posted by | Victor Goñi | , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: