Nabaizaleok / Iritzia

Nabaizaleok@wordpress.com

¿Medidas urgentes de vivienda?

Con el argumento de reactivar el sector económico de la construcción en Navarra, se debate en estos momentos la Ley de Medidas Urgentes en Urbanismo y Vivienda que, salvo algún pequeño aspecto positivo (más ayudas a la rehabilitación de vivienda), tiene unas consecuencias bastante negativas en aspectos urbanísticos (menos cesiones de suelo público), de justicia social (desgrava más quien más tiene), y en materia de vivienda (se apoya la vivienda libre y se olvida de promover vivienda pública en alquiler); resulta ser una propuesta de ley con una clara vocación de priorizar las necesidades del sector de la promoción frente a las necesidades sociales de acceso a una vivienda digna.

En el ámbito urbanístico, esta ley facilita que se reduzcan de manera importante las cesiones de terrenos para dotaciones públicas, que son los que pueden proporcionar calidad de vida a barrios y pueblos.

Igualmente, la reducción de las aportaciones al Banco Foral de Suelo redunda en una disminución de las posibilidades de construir vivienda pública de alquiler con alquileres proporcionales a los sueldos de los inquilinos

La propuesta de UPN introduce una nueva merma en la autonomía municipal, permitiendo al Gobierno de Navarra la gestión de PSIS incluso preexistentes (¿Galar?) por encima de las competencias municipales.

En materia de vivienda cabe resaltar dos cuestiones; permite recalificar como vivienda protegida a viviendas construidas libres, sin justificar en qué condiciones, ni a quién beneficia esto, ni establecer un control gubernamental, y se inventa una nueva tipología: Vivienda Libre de Precio Limitado, algo más caras que las VPT. Estas viviendas tendrán derecho a préstamos cualificados como las protegidas, pero sin pasar por el control gubernamental como éstas, y con mayores deducciones fiscales que las VPO, dando más recursos públicos a los que más tienen en detrimento de los que menos.

Especialmente significativas son las disposiciones transitorias de la ley. Permite aumentar un 30% la edificabilidad de aquellos planes urbanísticos que tengan aprobada la reparcelación (Ripagaina, Lezkairu, Ardoi,…), sin explicar por qué ésos sí pueden aumentar y otros no. ¿Es una ley para unos planes concretos? La condición para ello es que el 80% del aumento sea vivienda protegida excepto para Pamplona (a la que permite de un 15 a un 30% de protegida y el resto libre). Una ley, o es para todos los municipios y planes urbanístico, o no es ley, es abuso, es trampa, es arbitrariedad no justificada.

Desde nuestro criterio, son otras las actuaciones urgentes a desarrollar en materia de vivienda, porque entendemos que los problemas urgentes que hoy tenemos en Navarra sobre este aspectos de la vivienda y la construcción son dos: disminuir el importante paro en el sector de la construcción, mientras éste sufre un necesario reajuste a las necesidades reales no especulativas y se procura un reciclaje hacia otras actividades de parte de los trabajadores, y que la ciudadanía disponga de acceso a una vivienda digna y asequible a sus ingresos para desvincular la necesidad de vivienda del negocio especulativo.

Por esto consideramos prioritarias y urgentes medidas como construir una cantidad importante de vivienda pública en alquiler proporcional a los ingresos de los inquilinos, fomentar la rehabilitación de manera mucho más intensa, no sólo con subvenciones económicas, sino con la intervención directa de las entidades públicas en este campo, y forzar la salida al alquiler de las viviendas vacías mediante medidas activas, las cuales hasta el momento han brillado por su ausencia.

Creemos sinceramente que es posible mitigar en parte el creciente paro en la construcción (por más que cierta reconversión es ineludible en un país donde la construcción ha ocupado un porcentaje del PIB absolutamente abultado y artificioso), sin dilapidar el dinero público hacia promotores, bancos y ciudadanos con buenos ingresos, sin reducir la calidad de vida de los nuevos barrios, y centrando los recursos públicos en la rehabilitación, en la construcción de vivienda pública en alquiler proporcional a los sueldos, en construcción de equipamientos sociales necesarios (colegios, escuelas de 0 a 3, centros de salud…) y en apoyar a las familias y personas que no pueden acceder a una vivienda digna por falta de ingresos para pagar créditos desproporcionados.

Txema Mauleon y Joseba Ezeolaza

noviembre 11, 2009 - Posted by | Joseba Ezeolaza, Txema Mauleon | , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: